Cómo evaluar el éxito del plan fiscal de Trump

Sus efectos en la desigualdad, los salarios, el PIB y la Bolsa servirán de indicadores

Cúpula del Capitolio del Congreso de Estados Unidos, en Washington DC.
Cúpula del Capitolio del Congreso de Estados Unidos, en Washington DC.

La reforma fiscal de EE UU aprobada el miércoles es una apuesta gigante a que los beneficios para las empresas y los ricos se distribuirán entre los trabajadores de base. Cinco factores ayudarán a medir su éxito:

-Desigualdad: Los republicanos han vendido mal su plan, pues hay un 55% de estadounidenses en contra, según una encuesta de CNN. El 5% de los que más ganan tendrá los mayores recortes, afirma el think tank Tax Policy Center. Mientras, se reducirán las deducciones estatales y locales, que afectan a los ciudadanos medios. Cualquier indicio de que la inequidad aumente podrán utilizarlo los demócratas en las elecciones legislativas de 2018.

-Salarios: Los aumentos salariales están siendo decepcionantes, en comparación con el bajo nivel de desempleo, del 4,1%. La Casa Blanca dice que un impuesto de sociedades del 20% –el Congreso ha aprobado un 21%– produciría un aumento anual promedio de al menos 4.000 dólares en los próximos 10 años. Pero las empresas tendrán la presión de compartir las ganancias también con los accionistas.
V Mercado de valores: Donald Trump suele presumir de las alzas de los mercados. Es probable que los recortes fiscales produzcan más subidas, y que sean una de las causas de las altas valoraciones actuales, pero quizás indican que los inversores creen que el dinero irá a los resultados en lugar de a los trabajadores.

-Inversión de capital: La inversión empresarial no residencial ha mejorado, y el gasto en equipamiento aumentó un 10,4% en el tercer trimestre, el ritmo más rápido en tres años. Pero el tipo de inversión es importante. Un aumento solo importará realmente si ayuda a impulsar la lenta productividad.

-PIB: Trump predijo que los recortes fiscales impulsarían un crecimiento del 6% en el PIB, frente a la expansión anualizada del 3,3% del tercer trimestre. Su estimación no es realista, pero se espera una modesta subida. Aún así, el plan fiscal no se amortizará, como sostiene la Casa Blanca, y puede elevar el déficit en 1.500 billones de dólares en 10 años.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Normas