Los auxiliares de vuelo meten presión a Ryanair en España con la inspección de trabajo

La aerolínea dice que reconocerá a los sindicatos de TCP tras abrir el diálogo con los pilotos

El Sitcpla asegura haber alcanzado un tercio de la plantilla

Tensión en la low cost
Dos azafatas de Ryanair entre el pasaje durante un vuelo.

Los tripulantes de cabina de pasajeros (TCP) de Ryanair en España se están afiliando en masa a distintos sindicatos en busca de un giro definitivo en sus relaciones con la aerolínea. El clima es tenso. El colectivo ve desatendidas sus reivindicaciones pese a sentirse una pieza clave en el negocio, que basa buena parte del beneficio en la venta a bordo.

Algo más de un tercio de la plantilla, formada por unos 5.000 miembros, está ya representado por el Sitcpla, que opera también en Iberia, Air Europa y Easyjet, y se está haciendo mayoritario en las bases españolas de la low cost. Como sucedió días atrás entre los sindicatos de pilotos y Ryanair, el Sitcpla mantiene un pulso con el gigante en busca de ser admitido como interlocutor en la demandada negociación colectiva.

De hecho, la petición del sindicato de TCP es anterior a la del propio Sepla de los pilotos. Si estos últimos crearon la sección sindical el 20 de noviembre, con la inmediata exigencia de reconocimiento a Ryanair, los primeros organizaron su sección sindical y demandaron ser considerados interlocutores válidos por Ryanair el 6 de octubre. Hasta ahora, aseguran fuentes cercanas a los contactos, no han obtenido respuesta oficial, lo que ha motivado una serie de quejas –“consultas”, en el argot sindical– ante la Administración española. Como resultado de esas comunicaciones, representantes del colectivo “están siendo convocados a consultas por la Inspección General de Empleo y Seguridad Social”, explican desde Sitcpla. Entre los principales puntos de fricción está la contratación bajo legislación irlandesa, y a través de intermediarios, así como el encadenamiento de contratos temporales.

Entre los principales puntos de fricción está la contratación bajo legislación irlandesa, y a través de intermediarios.

Abierta al diálogo

El incremento de la presión de los TCP, visto el éxito de los pilotos, ha hecho que la aerolínea manifieste en público su intención de iniciar el diálogo también con el equipo de tripulantes de cabina. La dirección de Ryanair tiene por delante una intensa agenda de reuniones después de tres décadas sin sentarse con los sindicatos: se está viendo esta semana con los representantes de los pilotos en Irlanda, Alemania y Portugal, donde ha conseguido evitar huelgas para la campaña de Navidad. Ya en el inicio de enero vendrán los sindicatos de pilotos de Reino Unido, Italia y España, “así como de tripulantes de cabina a su debido tiempo”, ha comunicado un portavoz de Ryanair en este país. De momento, parece no haber fecha.

Pese a la creciente sindicación en toda Europa, la aerolínea irlandesa siempre dio la espalda a organizaciones con representación en otras aerolíneas, barrera que ha tenido que levantar para evitar movilizaciones. Con todo, el Sitcpla español ha explicado a la empresa que la sección sindical que lidera Óscar Ayuste, está compuesta “exclusivamente” por TCP en activo de Ryanair, así como el hecho de que la afiliación esté repartida por todas las bases españolas.

“En ningún caso aceptaremos un trato diferente con respecto a ningún colectivo de la compañía”, avisa la sección sindical en una carta enviada el martes a O’Leary, “los TCP somos parte fundamental de este negocio y el trabajador que más tiempo pasa con nuestros clientes”. Desde Sitcpla se recuerda que el 30% del beneficio de Ryanair depende de la actividad comercial de los auxiliares de vuelo.

Países más receptivos

- El primer ejecutivo de Ryanair, Michael O’Leary, ve posibilidades de crear nuevas bases en Francia y Escandinavia tras la decisión de reconocer a los sindicatos.“Una de las ventajas de involucrarnos en el reconocimiento sindical es que se abren oportunidades de crecimiento para nosotros en lugares que antes nos estaban cerrados porque creíamos que iba a implicar un reconocimiento sindical obligatorio”, ha dicho O’Leary en una entrevista concedida a Reuters.

- La petición de diálogo realizada por el Sitcpla español a Ryanair el pasado martes se repitió ayer desde el sindicato germano de tripulantes de cabina de pasajeros UFO. De nuevo se reclama el mismo trato que a los sindicatos de pilotos, reconocidos por la aerolínea.

Normas