La guerra con el Gobierno disparará el coste del crédito de Atlantia hasta un 180%

Hasta que no disponga del crédito abona un 0,3%

Los intereses de dos de los tramos suben a medida que corre el tiempo

abertis Ampliar foto
Sede de Abertis.

Cada minuto que pasa para saber quién se hará con Abertis tiene un coste para Atlantia y ACS. Nunca antes han hecho tanto honor al refrán que dice que el tiempo es oro.

Para hacer frente al esfuerzo financiero que supone adquirir una gran empresa han recurrido a la financiación bancaria, a la emisión de bono o a desinversiones ejecutadas o proyectadas.

La mala noticia es que los préstamos con la banca tienen letra pequeña. Estos, según pase el tiempo, irán incrementando los intereses cobrados por un dinero que a día de hoy ni siquiera saben si van a tener que utilizar.

El problema está en que la guerra por la concesionaria ha entrado en compás espera. La CNMV tiene aún que aprobar el folleto de la oferta de Hochtief. Y afronta además la petición del Gobierno que aboga por echar atrás la puja de Atlantia al no haber requerido los permisos pertinentes a los ministerios de Fomento y Energía. Algo que puede paralizar todo el proceso y hacer que la resolución de la lucha por la concesionaria no llegue en el primer trimestre del año, sino mucho más allá. Aparte de proyectar la venta de su participación en algunas filiales, Atlantia ha tratado de reducir su dependencia de la banca con la emisión de 1.000 millones a 10 años en bonos al 1,9%. Así amortizó uno de los tramos del crédito puente, aquel concedido para cubrir las obligaciones financieras en el más corto plazo.

Desde que Atlantia firmó en mayo la financiación con un ejército de bancos entre los que están presentes Unicredit, BNP Paribas o Intesa San Paolo ha pasado ya más de medio año

La financiación bancaria de Atlantia se estructura en tres tramos firmados el pasado 26 de mayo. El primero, por 5.120 millones y con vencimiento máximo de 24 meses, supone ahora el pago del euríbor más un 0,65% (empezó en el 0,5%). El siguiente tiene un importe de 1.147 millones y un interés igual al anterior, aunque vencerá antes, 18 meses después de la firma. Todo ello se completa con un tercero al 0,8%, que depende del rating de Atlantia (véase gráfico).

El siguiente incremento tendrá lugar en febrero, cuando los dos primeros tramos subirán hasta el 0,8%. En abril llegará al 1,10% y solo el primer tramo subirá hasta el 1,4% si apura los plazos hasta los 21 meses después de la concesión del crédito. Este último crédito subiría su coste un 180% desde el mínimo hasta el máximo. En total, los intereses se dispararían hasta cerca de 180 millones de euros anuales desde los 105 millones actuales. Un 71% por encima.

Esto supone que el coste de la financiación vaya escalando al ritmo que se arrancan hojas del calendario. La buena noticia es que todavía ningún importe del crédito ha sido dispuesto, de manera que Atlantia solo abona el aval, con un coste del 0,3%. Lo mismo ocurre con Hochtief, que paga un 0,45%. 

Mientras se aclaran cuestiones técnicas y políticas, las acciones de Hochtief y Atlantia siguen bajo presión. La primera se situó ayer por debajo del precio de referencia de 146,42 euros por acción (a 144,4), lo que da un precio en títulos de 18,5 euros (0,1281 acciones), inferior a los 18,76 que ofrece en dinero contante y sonante. La propuesta en acciones de la italiana (0,697) es igual a 18,44 euros.

Normas