Schweppes celebra la doctrina de la UE sobre la venta de tónica británica en España

La tónica Schweppes que procede de Reino Unido es propiedad de Coca-Cola

La filial española de Schweppes Suntory cree que la argumentación del TJUE le da la razón

Schweppes
Tónicas de Schweppes.

La batalla de Schweppes España contra la venta en España de tónica de su propia marca pero procedente de Reino Unido, donde es propiedad de Coca-Cola, cumple un hito más. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha presentado este miércoles su sentencia sobre el caso, después de que un juzgado barcelonés le pidiera su interpretación.

En concreto, el tribunal comitario cree que la directiva actual "impide que el titular de una marca nacional se oponga a la importación de productos idénticos designados con la misma marca y procedentes de otro estado miembro" cuando se den dos hechos: que exista una marca única y que existen vínculos económicos entre ambas empresas.

Schweppes entiende que, con este posicionamiento del TJUE, se da la razón a su posicionamiento. El caso surgió en 2014, cuando la compañía, hoy propiedad del grupo Schweppes Suntory, denunció a varios distribuidores de bebidas que comercializaban en España tónicas de marca Schweppes pero procedentes de Reino Unido.

Desde 2009, la entonces Cardbury Schweppes, vendió en Reino Unido los derechos de su marca para dicho mercado a Coca-Cola, quien se encarga desde entonces de la producción de sus productos, de la distribución y la comercialización.

Schweppes España ha criticado desde entonces la comercialización de tónica procedente desde el Reino Unido en España, al entender que se trata de dos productos distintos, aunque tengan la misma marca. La formulación de la bebida o el envasado son distintos, aunque se pueda producir a equívoco.

El TJUE da su doctrina pero no tiene un efecto práctico de manera inmediata. El caso vuelve al juzgado que había presentado sus cuestiones al organismo comunitario y que será quien deba dirimir si, efectivamente, Schweppes Suntory cumple con las razones para poder impedir la venta de dicho producto.

Sin embargo, en una nota de prensa la empresa ya ha comunicado que entiende que esta sentencia "avala" el posicionamiento que ha mantenido desde 2014 en distintos procedimientos judiciales. El grupo considera que "puede concluirse" que puede impedir la comercialización en España de estas bebidas procedentes de Reino Unido.

La compañía argumenta que no se ha promovido "activa o deliberadamente" la apariencia de una marca global y única, ya que se trata de productos diferentes con distinta formulación, y, además, defiende que no existen vínculos entre Schweppes y Coca-Cola, que en España son rivales en el campo de las bebidas y, más específicamente, en el de las tónicas, donde compite con Royal Bliss.

El caso que ha llegado al tribunal comunitario no enfrentaba a Schweppes con Coca-Cola, sino a Schweppes con la sociedad Red Paralela SL y Red Paralela BCN (anteriormente Carbòniques Montaner). Esta empresa ha argumentado que Scweppes no tiene capacidad para no permitir la venta de tónica que proceda de otro país miembro de la UE.

Normas