¿Por qué las empresas pequeñas ganan la partida a las grandes en Bolsa?

El Ibex Small Cap se revaloriza un 29%, muy por encima del 8,5% que se anota el índice de referencia de la Bolsa española

Los expertos defienden que los valores de pequeña capitalización son los que mejor reflejan la recuperación económica

¿Por qué las empresas pequeñas ganan la partida a las grandes en Bolsa?

Las pequeñas y medianas empresas se han convertido en la joya de la corona este año en Bolsa. Mientras el Ibex se anota un 8,5%, el índice que agrupa a las cotizadas de pequeña capitalización, el Ibex Small Cap, se revaloriza un 29% en el mismo periodo. Este buen comportamiento corrobora la tesis de inversión de Alfonso de Gregorio, responsable de renta variable de Trea Am, que defiende “la existencia de vida más allá del selectivo español”. A diferencia del Ibex 35, los índices que agrupan a las pequeñas y medianas empresas “son los que mejor reflejan la recuperación económica española, marcada por el alza del PIB, el tirón del consumo, los servicios y la industria”, apunta.

En un entorno de expansión como el actual, las firmas que integran los índices de menor capitalización disponen de un marcado perfil cíclico pertenecientes a sectores como la industria y la tecnología que les permite recoger en su cotización el impulso económico. Por contra, el selectivo de la Bolsa española es un índice en el que la banca y las energéticas tienen una fuerte presencia, dos sectores que se han visto castigados por los bajos tipos de interés y la incertidumbre regulatoria. Además, se trata de negocios muy sensibles a las incertidumbres políticas. Un ejemplo es la crisis independentista catalana que se ha dejado sentir con mayor intensidad en los bancos cotizados, sirviendo de corrección a los ascensos de la Bolsa española.Por contra, los valores pequeños han resistido mejor las embestidas.

Pero esta tendencia no es exclusiva de España. Fernando Hernández, analista de Andbank, afirma que tal y como ha ocurrido en el Ibex, en Europa las pequeñas firmas ganan la partida a las grandes. El Euro Stoxx se anota un 7,8% en el año, frente al 13% del Euro Stoxx Europe Small200; el Cac francés, un 9,76% en contraposición al 18,4% del Cac Small Caps, y el FTSE Small Caps, un 12% frente al 4,47% del FTSE.

Dentro del universo de pequeñas cotizadas no vale todo. La selección es fundamental para evitar disgustos. Diego Jiménez- Albarracín, de Deutsche Bank, aconseja decantarse por compañías con un rasgo diferencial, un negocio que funciona y firmas poco apalancadas, pues se trata de empresas que a diferencia de las de mayor tamaño disponen de un margen de negociación con sus acreedores más limitado. Además su acceso al mercado en búsqueda de financiación es mucho más restringido.

Hernández considera que para obtener unas rentabilidades extras en renta variable es imprescindible reservar una parte de la cartera a pequeños valores. Eso sí, el experto aconseja invertir a largo plazo, pues se trata de compañías menos maduras que van teniendo retornos atractivos conforme crecen. El analista de Andbank defiende que la estrategia más segura dentro de este universo de inversión pasa por decantarse por fondos o ETF. “Para evitar quedarse atrapado en estos valores que disponen de menor liquidez, lo mejor es optar por vehículos especializados”, subraya.

Precisamente los fondos españoles de renta variable que mejor desempeño están teniendo en el año son los que están expuestos a compañías de pequeño valor en Bolsa. Santander Small Caps, Gesconsult Renta Variable y Alpha Plus Ibérico Acciones lideran la familia de fondos de Bolsa española con revalorizaciones de entre el 27% y el 20%.

Los analistas recuerdan diferenciar entre compañías de pequeño tamaño de los denominados chicharros. Estos últimos son valores que experimentan fuertes subidas pero que escoden tras de sí negocios de baja calidad que entran en pérdidas con frecuencia.Es decir, se mueven al son de los especuladores pues sus bajos precios provocan fuertes oscilaciones. En la Bolsa española hay ejemplos: el más claro es Pescanova, que ha llegado a dispararse un 366% este año. Su capitalización se limita a los 37 millones y su balance tan solo está compuesto por un 1,6% de la Nueva Pescanova.

Normas