Santander compra por 305 millones el negocio del Deutsche en Polonia

El banco quiere convertirse en el primer banco privado de ese país

La operación no tendrá impacto sobre el capital del grupo

banco santander
Fachada de una oficina de la filial de Santander en Polonia

Polonia se ha convertido en los últimos años en uno de los mercados con mayor potencial de crecimiento para el grupo Santander. De hecho, desde que entró en este mercado, en septiembre de 2010 con la adquisición del 70% de Zachodni por 2.940 millones, para un año después comprar el 30% restante y fusionarlo en 2012 con Kredyt Bank, la apuesta por este mercado ha sido clara.

Ahora el grupo que preside Ana Botín ha encontrado una nueva oportunidad y la ha aprovechado. Ayer comunicó a la CNMV la compra del negocio de banca privada y banca minorista de Deutsche Bank Polska, que pasará a manos de la filial polaca del grupo Santander, Bank Zachodni. La operación está valorada en 305 millones de euros, y excluye la cartera de hipotecas en moneda extranjera e incluye la compra también de DB Securities en Polonia.

Con esta operación Santander se refuerza como el tercer banco de Polonia, muy cerca del segundo, Bank Pekao, aunque todavía lejos del primero, el público PKO Bank Polski. Su objetivo es convertirse en el primer banco privado de Polonia. La compra está aún pendiente de la autorización regulatoria y de la aprobación de las juntas de accionistas. Esta operación “no tendrá un impacto apreciable en los recursos propios básicos del grupo”.

La filial polaca de Deutsche es la duodécima entidad del país. En 2016 se barajaban precios de en torno a 400 millones por esta entidad. La baja rentabilidad del mercado polaco y la creciente intervención del Estado en la economía han podido contribuir a rebajar el precio.El banco resultante tendrá unos 39.800 millones de euros de activos totales, 30.300 millones de euros en créditos y 28.300 millones de euros en depósitos de clientes.

“Tenemos un gran banco en Polonia con la mejor plataforma de banca móvil del país. En los últimos años, Polonia ha destacado como una de las economías de mayor crecimiento de Europa y creemos que tenemos potencial para continuar creciendo en el país”, subrayó la presidenta de Santander, Ana Botín.

Esta adquisición refuerza a Santander en el país con 6,8 millones de clientes y una cuota de mercado de más del 11,7% en créditos y del 11% en depósitos. Además, se convertirá en la entidad líder de banca privada en Polonia.

Está previsto que la nueva compra genere una rentabilidad sobre la inversión del 15% en 2021 y que tenga un impacto positivo en el beneficio por acción. La operación se cerrará antes de finales de 2018. La filial del Santander tuvo un beneficio neto de 219 millones de euros hasta septiembre, cifra que no incluye plusvalías ni saneamientos y que supera en casi un 5% a la del año anterior

Otras claves

La filial polaca del Deutsche llevaba casi un año en venta, dentro del plan del gigante alemán para liberar capital y vender activos no estratégicos.

La red comercial adquirida tiene 113 sucursales y unos 1.500 empleados. El negocio adquirido presentaba al finalizar el pasado mes de junio 4.350 millones de euros en activos, 4.300 millones de euros en créditos y 2.505 millones de euros en depósitos de clientes.

Santander en Polonia aporta al grupo el 3% del beneficio total, frente al 6% de 2013

Normas