Las empresas del Ibex ya logran casi el 40% de su financiación sin recurrir a la banca

La captación de recursos mediante emisión de bonos pasa del 31% al 38% en tres años

Las compañías buscan diversificar riesgos y lograr fondos con mayor flexibilidad

Ibex 35 pulsa en la foto

La dependencia absoluta de la banca a la hora de obtener financiación se ha demostrado como un importante riesgo en periodos de crisis como la que se desató en 2008. La lección aprendida, y el temor a un nuevo cerrojazo sobre el grifo crediticio, ha impulsado a las grandes empresas españolas a buscar en los mercados nuevas fuentes de recursos que ayuden a diversificar su estructura financiera. En paralelo a la progresiva apertura de los mercados que ha comenzado a registrarse en los últimos años, las compañías del Ibex 35 han ido elevando la emisión de bonos como principal alternativa a la banca hasta el punto de que esta vía ya supone cerca del 40% de su financiación.

Así lo recoge un reciente informe sobre el tema elaborado por la compañía de préstamos directos Bravo Capital, que indica que la financiación no bancaria de las empresas del Ibex ha alcanzado el 38% este ejercicio, frente al 36% del año pasado o el 31% que suponía hace solo tres años. El estudio deja fuera a las compañías de banca y seguros, para evitar que desvirtúen la estadística, y a ArcelorMittal dado que está domiciliada en Luxemburgo.

“Las grandes empresas españolas se localizan en la vanguardia, en cuanto a la diversificación de sus fuentes de financiación se refiere. Muchas de estas empresas han dejado de tener una deuda 100% bancaria para abrirse a otro tipo de inversores en su pasivo, mediante emisiones en los mercados de capitales o la incorporación de fondos de inversores”, detalla el informe. “Ante un exceso de dependencia de la financiación bancaria y en una situación en la que la regulación bancaria resulta cada vez más restrictiva y cambiante, las empresas acuden a los mercados de capitales. Éstos, con condiciones más flexibles, suponen el complemento ideal al sector bancario”, desarrollan desde Bravo Capital.

Sin embargo, las cifras globales varían con fuerza al estudiar cada caso. De hecho, un 23% de las empresas no financieras del Ibex 35 no ha realizado aún ninguna emisión en el mercado de bonos. Se trata de Inditex y Mediaset, con “niveles de endeudamiento próximos a cero”, así como de Aena, Gamesa, Técnicas Reunidas y Viscofan.

En el otro extremo se sitúan Cellnex y Amadeus, que logran ya un 85% de sus recursos con emisiones en el mercado, seguidas de Telefónica, que tiene un 80% de financiación no bancaria. En esta línea, los bonos suman más del 70% del pasivo financiero de Iberdrola, DIA y Enagás, mientras que, por la parte baja para Acciona, Grifols, Meliá Hoteles, IAG y Acerinox suponen el 20% o menos. En total, 12 de las 26 firmas no financieras del Ibex obtienen más de la mitad de sus recursos emitiendo bonos.

El volumen de bonos emitidos ha alcanzado los 134.667 millones de euros a mediados de 2017, un 2,97% más que a finales de 2016 en un ejercicio en el que está creciendo tanto la financiación bancaria como la alternativa. En los seis primeros meses del ejercicio destacan ACS, Abertis e IAG con aumentos del 17,80%, 9,17% y 3,04%, respectivamente, en sus emisiones aunque la gran protagonista ha sido Telefónica, que ha emitido deuda por valor de 10.856 millones.

Por sectores, las compañías de tecnología y telecomunicaciones, junto a las de petróleo y energías, aglutinan el 80% de las emisiones de bonos, con un 37,3% y un 42,1% de cuota, respectivamente.

Aunque la coyuntura viene mejorando, y desde “2016 se produjo un cambio de dinámica y la financiación mediante bonos y obligaciones comenzó a expandirse entre las empresas del Ibex 35 de menor capitalización bursátil”, lo cierto es que el acceso a los mercados sigue estando reservado a empresas de gran tamaño. Para el grueso de pymes, la banca sigue siendo la única opción aunque la irrupción de fintech, firmas de préstamos directos o de financiación colectiva empiezan a dar alternativas. Así, la financiación no bancaria en España es inferior al 35% de la UE, y dista mucho del 70% de EE UU.

A la pyme le queda el préstamo

Preocupación. La principal preocupación de las pymes españolas es la falta de clientes, según indican el 29% de las empresas consultadas por el Banco Central Europeo en su informe trimestral sobre la economía española, publicado ayer por el Banco de España. Sin embargo, el factor de inquietud que más pymes coincidieron en incluir en la lista fue el acceso a financiación.

Disponibilidad. Los datos del BCE indican que solo una de cada tres pymes solicitaron financiación bancaria entre abril y septiembre de este año. El 4% no consiguió ninguna y el 9% alega que tuvo dificultades para obtener préstamos bancarios. Sin embargo, un 23% de las firmas aseveró haber notado una mejoría en el acceso al crédito gracias a su mejor situación, la posición de la banca y la evolución macroeconómica. Por otra parte, el 6% de las pymes lograron una mejora de los tipos de interés.

Normas