El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán y el comisario del Clima, Miguel Arias Cañete.
El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán y el comisario del Clima, Miguel Arias Cañete.

Los Verdes europeos secundan la lucha de Iberdrola contra Nadal

Piden a la CE que defienda el cierre de plantas de carbón

El comisario de Energía, Arias Cañete, ha obviado el caso

La guerra del carbón entre el ministro de Industria, Álvaro Nadal, y el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán,  se europeíza por momentos. Y la intervención de Bruselas parece cada vez más inevitable tras la petición cursada por destacados miembros del Parlamento Europeo para que la Comisión Europea defienda el derecho de las eléctricas españolas a clausurar sus centrales de carbón sin que elGobierno pueda impedírselo.

 Dos europarlamentario del grupo de los Verdes, el luxemburgués Claude Turmes y el español Florent Marcellesi, se han dirigido por escrito a la Comisión Europea (con fecha 6 de diciembre) para expresar su inquietud por las medidas que prepara el ministerio de Industria para evitar el cierre de centrales invocando el posible impacto en los mercados de la electricidad.

Los europarlamentarios acusan al Gobierno español de “interferir gravemente” en el mercado europeo de la electricidad y de “contradecir frontalmente” los objetivos de reducción de emisiones dd e la UE y los acuerdos de París para reducir la polución.

La carta va dirigida al vicepresidente de Energía de la CE, Maros Sefcovic, al comisario de Energía, Miguel Arias Cañete, y a la comisaria de competencia, Margrethe Vestager.

Los europarlamentarios les piden expresamente que “investiguen en detalle” el asunto”. Y les advierten de que, a su juicio, el caso español “podría constituir un peligroso precedente si se permite que un Gobierno nacional invoque el posible el impacto en los precio mayoristas [de electricidad] para oponerse a la política europea de descarbonización”.

Los Verdes parecen temer que el proyecto de decreto de Nadal para impedir que Iberdrola cierre dos de sus plantas se convierta en la plantilla a seguir por miembros de la UE tan partidarios del carbón como Polonia y otros países de Europa central y del este.

Hasta ahora, la Comisión Europea se ha limitado a señalar que sigue con atención las medidas anunciadas por Nadal pero no se ha pronunciado oficialmente en contra de las intenciones del ministro. El comisario Cañete se remite a los técnicos de su departamento y se ha abstenido, hasta ahora, de intervenir en público en el conflicto.

Vestager sí se ha mostrado más beligerante, aunque por una vía colateral. La comisaria de Competencia, desempolvó en noviembre un viejo expediente y abrió una investigación en profundidad sobre un régimen de ayudas al carbón aprobado en España en 2006.

El expediente de Vestager pone en peligro más de 440 millones de euros en subsidios para reducir emisiones de óxido de azufre.

Pero la presión sobre la CE para que se pronuncie expresamente sobe el conflicto entre Iberdrola y Nadal va a más. “¿Cuándo tiene la Comisión intención de pronunciarse sobre este caso?”, plantean directamente Turmes y Marcellesi. Y preguntan a los tres comisarios si el ministerio de Industria les ha remitido “una justificación detallada demostrando que el cierre de las plantas de carbón amenaza la seguridad del suministro.

Normas
Entra en EL PAÍS