Cinco valores del Ibex se disparan más de un 250% desde los mínimos de julio de 2012

Hasta 21 valores baten la recuperación del 73% que registra el selectivo

Bankinter, único banco que aparece entre los que más sube, se dispara el 490% desde esos mínimos

ibex Ampliar foto

El 24 de julio de 2012 el Ibex 35 cerraba por debajo de los 6.000 puntos, su mínimo desde marzo de 2003. El rescate a la banca española y la crisis de deuda que azotaba a la eurozona hacían de la inversión en renta variable un escenario solo apto para los más atrevidos. Cinco años y medio después, el selectivo español lucha por cerrar el año en los 10.500 puntos, pero todavía le quedan por delante cerca de 200 puntos. Aunque el índice continúa lejos de los máximos registrados en 2007, acumula una revalorización del 73,3% desde mínimos de 2012.

Entre los actuales componentes del selectivo, 21 cotizadas registran subidas superiores a la anotada por el Ibex 35 en ese periodo, algunas incluso superan el 250%. Dentro de este último grupo Siemens Gamesa es la que logra la mayor revalorización (1.017%), aunque por el camino Gamesa se fusionó con la división eólica de Siemens.

El fabricante de aerogeneradores marcó el 24 de julio de 2012 su mínimo histórico: 0,98 euros por acción. La situación que atravesaba la compañía por aquel entonces dista mucho de la actual. Aunque en los últimos meses la cotizada está siendo presa de la corriente bajista (cede un 47,5% desde los máximos anuales) y ha presentado dos profit warning, Siemens Gamesa repunta un 1.017% desde julio de 2012. La recuperación esconde tras de sí la mejora del negocio de aerogenadores con la apuesta por los países emergentes como principal estrategia.Gracias a esto Siemens Gamesa dijo adiós a las pérdidas en 2013 después de registrar unos números rojos de 659 millones al cierre de 2012. En los últimos cinco años, la empresa ha acometido esfuerzos para reducir su deuda y fortalecer recursos al calor de la mejora de la demanda. A esto hay que sumarle la integración de la división eólica de Siemens y Gamesa. Los inversores que destinaran 1.000 euros a la compra de acciones de la firma a cierre del 24 de julio de 2012 y a día de hoy conserven la inversión, habrán obtenido una plusvalía de 10.170 euros.

El segundo valor que más sube desde los mínimos del Ibex de junio de 2012 es Bankinter (489,5%), el único representante de la banca que consigue colarse en la lista de las cotizadas que se anotan más de un 250% en ese plazo. El caso de la entidad que dirige María Dolores Dancausa es la excepción al conjunto del sector financiero español. Aunque la política monetaria del BCE no se lo ha puesto fácil al banco para mejorar sus márgenes, el haber permanecido al margen del ladrillo le ha permitido escapar a la fuerte sacudida que vivió el sector en los años más duros de la crisis. Todo ello redundó en unas menores provisiones y una ratio de morosidad que no llegó a superar el 5% cuando la media del sector alcanzó el 13,6% en diciembre de 2013.

Colonial, recién transformada en socimi, ocupa el tercer puesto con una revalorización del 415%. La inversión en la compañía en el pasado ha sido una opción de alto voltaje tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria. Las refinanciaciones y ampliaciones de capital para reestructurar la deuda fueron una constante para la empresa que regresó al Ibex 35 en junio de este año (en sustitución del desaparecido Popular) tras su exclusión en 2008. Eso sí, por el camino la firma se ha dividido en dos, ha eliminado su deuda y ha cambiado su accionariado con Qatar Investment (10,6%) y Aguila (7,33%) como accionistas de referencia.

Operar en un negocio nicho con fuertes barreras de entrada es el pilar de Amadeus para saldar estos cinco años y medio con un ascenso en Bolsa del 285%, hasta situar sus acciones en zona de máximos. Pero este buen comportamiento oculta momentos de inestabilidad, como el registrado en junio de 2015 cuando Lufthansa decidió potenciar sus canales de venta directa de billetes de avión frente a los sistemas de distribución de compañías como Amadeus, movimiento que en mayo de este año decidió emular IAG. Para poder hacer frente a este escenario, el proveedor de recursos tecnológicos para el sector turístico ha extendido sus tentáculos a las cadenas hoteleras o a las empresas de ferrocarril.

La lista de valores que más suben desde mínimos la cierra IAG, que consiguió despedirse de los números rojos en la recta final de 2013. El holding de aerolíneas formado por British Airways, Iberia, Aer Lingus y Vueling, sube un 290%. El mercado ha reconocido los fuertes ajustes efectuados por la firma ylos expertos creen que en un entorno marcado por el exceso de capacidad y la presión de precios generada por las firmas low cost, IAG cuenta con la ventaja competitiva de un modelo de gestión basado en la eficiencia operativa y de costes.

Fuera del top cinco se sitúan ACS, Endesa e Iberdrola, con alzas que rondan el 200% desde los niveles mínimos de 2012.

Normas