Bnaco Santander

Los prejubilados de Santander y Popular cobrarán de media más de 300.000 euros

Ofrece jubilaciones a partir de los 50 años de edad con un tope salarial de 380.000 euros

La nueva oferta iguala las condiciones a las del ERE de 2016

Todo indica que entre este martes o a más tardar el próximo 14 de diciembre Banco Santander y los sindicatos lograrán firmar un acuerdo para la salida de unos 1.200 empleados del grupo tras la fusión de los servicios centrales de esta entidad y Banco Popular. Los sindicatos, no obstante, esperan que la salida de empleados se quede finalmente en 1.100 (inicialmente la propuesta fue un ERE de 1.585 empleados más otros 575 trabajadores que cambiarían de empresa, pero dentro del grupo, propuesta que se mantiene).

De momento, este lunes se logró dar otro paso casi definitivo para llegar al acuerdo. Santander mejoró las condiciones económicas de los trabajadores del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que aplicará para integrar sus servicios centrales en España al ofrecer el 80% del salario a los empleados que superen los 50 años de edad, el sueldo de ocho años, con un tope máximo de 380.000 euros.

La adhesión será voluntaria y contará también con una prima de 2.000 euros por trienio y otra que oscilará entre 19.000 y 30.000 euros en función de los años que se lleven trabajando en la entidad.

Las condiciones hasta ahora obtenidas por los sindicatos igualan a las conseguidas en el ERE de Banco Santanderde 2016, según explican fuentes de las centrales sindicales. Para los empleados de Banco Popular es un salto cuantitativo considerable, que en algunos casos supone duplicar las condiciones que recibieron los empleados que salieron el pasado año de Banco Popular también como consecuencia de su ERE.

Además, de la oferta para prejubilar de forma voluntaria a los empreados a partir de 50 años, la propuesta del banco cántabro contempla prejubilaciones a partir de los 55 años con el 80% del salario pensionable. Para aquellos trabajadores con más de 15 años de antigüedad, la oferta contempla también el mantenimiento de la condición de empleado en los productos de la entidad.
En el caso de los empleados que llevan entre 10 y 15 años trabajando en el banco se propone el 80% del salario pensionable multiplicado por el número de años que restan hasta cumplir los 63 años, más el pago de una prima de 2.000 euros por trienio y otra de 14.000 euros en el caso de los trabajadores que se adhieran voluntariamente al ERE. Para los empleados de más de 62 años de edad, la propuesta fija una indemnización de una anualidad.

En total, y según fuentes sindicales, los empleados que se acojan al ERE recibirán de media más de 300.000 euros. Además, se pretende que el documento que se firme en estos días sea la base de mínimos para el ajuste que se espera que Santander ponga en marcha en 2019 tras la fusión de las redes de Santander con Popular. Este nuevo ERE será, previsiblemente, mayor que el actual.

En relación a las bajas incentivadas para los menores de 50 años, Santander ofrece 40 días por año con un límite de 24 mensualidades más una prima de 2.000 euros por trienio y otra de entre 9.000 y 30.000 euros, también en función de la antigüedad. Los sindicatos han valorado positivamente la propuesta y han señalado que esta mejora les acerca a un acuerdo, aunque CC OO y UGT esperan que se reduzca la cifra de afectados por el ERE.

Normas
Entra en EL PAÍS