Claves para ahorrar en tu factura fiscal

Aportar a un plan de pensiones o amortizar hipoteca pueden reducir la cuota a pagar

Esperar a cumplir 65 años para vender una vivienda o donarla a los hijos puede resultar interesante

El último mes del años es el momento que muchos contribuyentes aprovechan para planificar el cierre fiscal del ejercicio, con la vista puesta en la declaración del IRPF de 2017 que se presenta a partir de abril del próximo ejercicio. El objetivo es que la cuota a pagar sea menor o la cuantía a devolver, mayor. Elevar las aportaciones a planes de pensiones para aprovechar la reducción vigente es una de las operaciones recurrentes, tal y como se encargan de recordar bancos y gestoras de pensiones en las últimas semanas del ejercicio.

También amortizar anticipadamente hipoteca para sacar partido a la deducción del 15% que se mantiene, aunque solo para las compras de vivienda habitual anteriores a 2013 y con un límite de 9.015 euros. Aun así, puede suponer un notable ahorro fiscal y una gran diferencia cuando llegue mayo de 2018.

En el caso de haberse anotado importantes plusvalías durante el año, el contribuyente debe valorar si le resulta interesante aflorar minusvalías que compensen lo ganado y rebajen la factura fiscal. Y postergar la venta de una vivienda puede salir muy rentable tributariamente si uno está cerca de cumplir los 65 años.

Perder en Bolsa, mal menor

Si hemos perdido dinero en la Bolsa o al vender patrimonio, podemos usar esta minusvalía para compensar tanto las ganancias en otra operación de compraventa como para minorar lo que pagamos por dividendos o intereses de cuentas.

Las pensiones, un clásico

Todo un clásico de fin de año. Con el límite de 8.000 euros al año, las aportaciones reducen base imponible. También se aplica este régimen a planes de ahorro a largo plazo o aportaciones a favor de personas con dependencia.

Cuándo vender la casa

Vender o donar una casa está exento de impuestos para los mayores de 65 años, por lo que puede convenir esperar. La amortización de hipoteca sigue vigente para quien compró su vivienda habitual en 2012 o antes.

Pagos en especie

Se puede pactar con la empresa el que una parte de salario se destine a algunos conceptos que están exentos del pago del IRFP, como es el caso de los cheques guardería, el seguro médico o inculso gastos para formación.

Cambios para los autónomos

Aunque Hacienda contemplaba endurecer a partir de enero la fiscalidad de los autónomos, el Ejecutivo prevé postergar estos cambios legales en las próximas semanas.

Hasta el 75% en donativos

Los primeros 150 euros donados tienen una deducción del 75%. A partir de ese porcentaje el beneficio fiscal baja, pero es mayor si somos donantes recurrentes.

Cambio en la situación familiar

Aquellos trabajadores que hayan vivido un cambio en la situación familiar deben comunicárselo a su empresa. En caso de que hayan tenido un hijo, el empleador reducirá la retención que hace mensualmente para Hacienda.

Normas
Entra en EL PAÍS