García Guillén deja el cargo de consejero delegado de Movistar+

El directivo ha impulsado desde 2015 la producción propia en Telefónica y la creación del canal #0

telefonica
Pedro García Guillén

Nuevos movimientos en la cúpula directiva del área audiovisual de Telefónica. Así, Pedro García Guillén va a dejar su actual cargo de consejero delegado de Movistar+, la plataforma de televisión de pago de la operadora española.

Tras más de dos años en el cargo, desde la compra de DTS, matriz de la antigua Canal+, por parte de la teleco, el directivo va a dar paso a Sergio Oslé, nombrado a final de octubre nuevo responsable del área audiovisual y vídeo de la operadora en España. Oslé, socio de la consultora McKinsey en el área de telecomunicaciones y medios de comunicación, venía a sustituir a Luis Blasco, responsable del área audiovisual de Telefónica en los últimos años.

García Guillén ha ocupado un papel clave en la integración de DTS, matriz de la antigua Canal+ y de la que era responsable, cuando fue adquirida por Telefónica a PRISA (editora de CincoDías) en 2015, en la que era una de las mayores operaciones corporativas en el sector de la televisión en España.

Desde entonces, García Guillén ha trabajado en el desarrollo y consolidación del proyecto televisivo de Telefónica. Entre otros hitos, la teleco ha creado el Canal #0, que se ha convertido en uno de los símbolos de la oferta de Movistar+ gracias a su programación, que incluye distintos deportes, películas, series, documentales y otros programas de entretenimiento como “Late motiv”, presentado por Andreu Buenafuente.

Además, el directivo ha impulsado la creación de la línea de producción propia original de Telefónica, con películas y series. La operadora ha lanzado un ambicioso plan en el que ha comprometido una inversión anual de 70 millones de euros en producir series. Solo entre 2017 y 2018, la teleco prevé producir un total de 14 series. En octubre pasado, Telefónica presentó en el Mipcom de Cannes, una de las principales ferias de contenidos audiovisuales del mundo, dos de sus series estrella, La Zona y La Peste.

En este periodo, la operadora también ha aprobado destinar cerca de 30 millones de euros al año a producir otros contenidos, vinculados en gran medida al citado canal #0.

Además, García Guillén ha trabajado en este tiempo en la renovación de derechos de emisión de contenidos claves para Movistar+. En el ámbito del deporte, Telefónica renovó derechos en el mundo del motor y del fútbol, mientras que en ámbito del cine, la teleco renovó acuerdos con majors de Hollywood como Walt Disney y Universal.

En los últimos años, Telefónica ha considerado al mundo de la televisión como uno de los pilares claves para su crecimiento, tanto en el mercado español, con la citada compra de DTS, como en Latinoamérica. La operadora cerró septiembre con 3,76 millones de clientes de televisión de pago en España, mercado en el que compite con grupos como Vodafone y Orange. El total de accesos de televisión de pago de la operadora se situó en 8,37 millones al cierre del tercer trimestre.

Trayectoria empresarial

Pedro García Guillén, licenciado en ciencias económicas y empresariales por la Universidad Complutense, inició su carrera profesional en Ford y BMW. En 1989 se incorporó a PRISA donde asumió diferentes responsabilidades en el área financiera. En 1995 fue nombrado director general de CincoDías, y en 1999 asumió el cargo de consejero delegado de As y del propio diario económico, así como de Progresa y GMI. En septiembre de 2000 fue nombrado director general de El País. En 2009, asumió el cargo de consejero delegado de Sogecable y del área audiovisual de PRISA.

Normas