autonomos repartidores

Lo de Amazon con los autónomos es “un insulto a la legislación vigente”

UPTA denuncia la propuesta de Amazon para los trabajadores autónomos

Amazon pretende lanzar su propio servicio de mensajería para que sus paquetes lleguen más rápido. Así, la compañía pretende encontrar autónomos para que realicen estas entregas, pagándoles 14 euros la hora.

Desde la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) aseguran que es “un insulto a la legislación vigente en el ordenamiento del transporte de mercancías fraccionadas de nuestro país”. Desde la organización señalan que Amazon buscaba un reclamo mediático para captar profesionales autónomos de cualquier sector, y no necesariamente de actividades relacionadas con el sector de reparto de mercancías o transportes de mercancías fraccionadas. En este sentido, y tal y como subrayan en UPTA a través de un comunicado, no es posible “tomarse como ejemplo lo que acontece con las empresas de reparto de comida a domicilio, puesto que la legislación es absolutamente clara en el caso del reparo de mercancías o paquetería”

Necesidades para trabajar como repartidor de paquetería

Para poder trabajar en un vehículo de cuatro ruedas para repartir paquetes, es necesario contar con determinados permisos, y seguir una serie de normas. Sin embargo, el gigante de las compras online, según UPTA, se está aprovechando de la situación de muchas familias y trabajadores por cuenta propia que tienen la necesidad de trabajar. Éstos ven en el reparto de mercancías la opción de ganar más, y tener un mejor rendimiento económico. Sin embargo, se incurre en una serie de riesgos que afectan a toda la sociedad. Desde las jornadas de trabajo inasumibles hasta una exposición constante a accidentes.

Eduardo Abad, Secretario General de UPTA asevera que "lo que pretenden es romper el techo de los precios de reparto, más conocido como "dumping", esta práctica en realidad pretende rebajar el precio del transporte por debajo incluso de su precio de coste, con el fin inmediato de eliminar empresas competidoras en el sector". Por tanto, estamos ante un caso de precariedad laboral, en el que se incluyen largas jornadas de trabajo, inexistencia de derechos, e incumplimiento de normativas legales. Por todo ello, asociaciones como UPTA denuncian la situación abiertamente.

Normas
Entra en EL PAÍS