La mitad de los españoles usarán servicios financieros ajenos a la banca para 2020

Bancos y ‘fintech’ asumen que deben aliarse para luchar con las grandes tecnológicas

Desde Funcas y KPMG creen que la colaboración entre ambos sectores mejorará la experiencia del cliente

fintech
Francisco Rodríguez, economista sénior de Funcas; Santiago Carbó, director ejecutivo del Observatorio; y Ramón Cañete, socio de transformación de KPMG, este miércoles.

La revolución de los servicios financieros digitales es imparable. En este contexto, la banca tradicional y las nuevas firmas financieras de corte tecnológico, las fintech, han comenzado a asimilar que deben dejar atrás su competición por la clientela y aliarse para luchar con los gigantes tecnológicos, como Google, Amazon, Facebook o Apple, que pugnan por abrirse paso en el mercado.

Así lo manifestaron los representantes de los distintos sectores en el II Encuentro del Observatorio de la digitalización financiera organizado este miércoles por Funcas, con la colaboración de KPMG, bajo el lema “el reto FinTech”.

De los informes presentados por estas dos instituciones se estima que para 2020 el 53,2% de los españoles será usuario de medios de pago ajenos a la banca tradicional, como es el caso de Paypal o Amazon Pay. “Este cambio que supone el desembarco de proveedores no bancarios en el sector debe entenderse como un reto competitivo para la industria bancaria a la vez que una oportunidad”, defiende Santiago Carbó, director ejecutivo del Observatorio.

“Las fintech han irrumpido en el sector financiero no hace demasiado tiempo pero se han convertido en catalizadores del proceso de transformación digital del sector financiero en España”, sostuvo Ramón Cañete, socio responsable de transformación de KPMG, explicando que desde “la competencia se ha ido evolucionando y hay consenso entre fintech y banca tradicional en que la colaboración entre ambos es el mejor camino” para contentar al cliente final y para competir con los gigantes tecnológicos.

Para Pablo Ruiz, jefe de innovación de Liberbank, esa colaboración se va a ver impulsada por la nueva directiva europea de pagos PSD2, que entra en vigor el próximo enero, obligando a la banca a compartir con las fintech los datos de los clientes que así lo deseen. “Es una oportunidad”, dijo, aseverando que las firmas tecnológicas aportan “nuevos modelos de negocio” y que “los bancos tendrán que transformarse ellos mismos en fintech” porque el consumidor reclama su agilidad, rapidez y experiencia de usuario.

Jesús Pérez, presidente de la Asociación Española de FinTech (AEFI), coincide en la importancia de la regulación para impulsar un sector emergente que tienen de su parte la tecnología para llegar a millones de clientes en cualquier lugar a través de un móvil, lo que ayudará a su inclusión financiera.

Normas