Atlantia reúne más de 3.000 millones para mejorar la opa por Abertis

Tiene 3.100 millones en desinversiones y bonos que iban a amortizar deuda; una parte puede cubrir la subida

La italiana y sus bancos buscan vías alternativas de pago de deuda

Abertis
Cartel de Abertis en su sede central de Barcelona. reuters

Atlantia, candidata italiana a comprar Abertis, se ha hecho de forma casi automática con un cheque de 3.100 millones de euros para intentar batir la oferta de Hochtief por la concesionaria catalana de autopistas. La compañía dirigida por Giovanni Castellucci está activando los mecanismos para armar una nueva puja que mejore sus 16,50 euros en que tasó a Abertis y los 18,76 euros que ha puesto la filial de ACS sobre la mesa. Y no debe buscar muy lejos para encontrar los fondos.

La operadora italiana de peajes viene realizando desinversiones desde el verano, la última de ellas ha sido la venta del 22% en el capital de SAVE, operadora de los aeropuertos de Venecia y Treviso, y colocó en julio una emisión de bonos por 1.000 millones. En total son los citados 3.100 millones, de los que la práctica mayoría entraban en un pacto con los financiadores de la opa para amortizar uno de los tramos a corto plazo del crédito de 14.700 millones firmado el 25 de mayo. De hecho, Atlantia ya advierte en el folleto de su oferta que de esa cantidad levantada entre una veintena de entidades, solo sería necesario disponer de 11.800 millones.

Respecto a la remesa de efectivo que ahora puede cambiar su destino, fuentes financieras explican que Atlantia cuenta con el plácet del consorcio de bancos para atender la esperada mejora de su opa.

De utilizar los 3.100 millones captados este verano, la italiana podría alcanzar los 19,50 euros por Abertis sin buscar crédito adicional

De imponerse en el pulso con la constructora alemana que lidera Marcelino Fernández Verdes, Atlantia buscaría nuevos mecanismos para atender vencimientos a 18 meses vista, como nuevas emisiones de bonos, desinversiones en activos propios o la disposición de líneas de crédito.

ACS superó el pasado octubre en 2.200 millones la opa italiana, con una mejora del 13,7% o proponiendo un prima del 33% a los accionistas de Abertis respecto a la cotización del 13 de abril, cuando fue reconocido el interés de Atlantia. La CNMV tiene en revisión la documentación de la segunda opa mientras comienzan a llegar las autorizaciones de organismos de la competencia como el chileno.

Las fuentes consultadas explican que la disponibilidad de estos 3.300 millones no implican que la totalidad de esa cifra vaya a sumarse a la oferta, ya que sigue siendo prioritaria la respuesta a los primeros vencimientos.

El crédito de Atlantia se articuló en un tramo puente A de 2.000 millones de euros; un tramo puente B de 5.800 millones; el tramo C alcanzaba los 1.300 millones, y hay un cuarto tramo de 5.600 millones. Entre julio y el 31 de agosto la empresa fue capaz de amortizar el primero de ellos, restó 680 millones al segundo, y otros 153 millones al tercero.

Entre los prestamistas de Atlantia se encuentran los españoles Santander, CaixaBank y BBVA; los italianos Intesa Sanpaolo, Unicredit y Mediobanca; los estadounidense Merril Lynch y Goldman Sachs; los británicos HSBC y Barclays; el francés BNP, el holandés ING, o el suizo Credit Suisse, entre otros. La financiación no se ató a ningún tipo de garantía, no obligaba a desinversiones en activos de Abertis, ni limitaba la política de dividendos del grupo resultante.

El CEO Castellucci se encargó a mediados de mes de reiterar, en una entrevista con Financial Times, que habrá una opa mejorada. Pero Atlantia no tiene prisa para abrir la subasta y esperará a conocer los detalles del folleto de ACS y a que la CNMV abra el nuevo plazo de aceptación de 30 días para las dos opas en liza.

Energía y Fomento

Mientras corre el calendario, sigue habiendo mar de fondo en torno a la carrera por el control de Abertis. Se da por hecho desde hace semanas que REE se hará con la operadora de satélites Hispasat, filial de la concesionaria considerada por el Gobierno estratégica para los intereses nacionales. Esa desinversión allanará el cambio accionarial en Abertis, ganen italianos o alemanes.

La que parece perder fuerza es la posición de Fomento de exigir un papel de supervisor en la opa por el cambio indirecto de titularidad en activos concesionales patrimonio del Estado. El ministerio que encabeza Íñigo de la Serna realizó una consulta al respecto a la Abogacía del Estado, donde parece haberse interpretado sobre la fragilidad de ese argumento.

En todo caso, y pese a negarse en un primer momento a pedir permisos al Ejecutivo español, Atlantia tiene lanzadas sus redes diplomáticas con el mensaje de que no busca un conflicto con el Gobierno, y Hochtief se ha curado en salud asegurando que pedirá las autorizaciones que sean pertinentes.

Normas