La crisis de Cataluña deja al Ibex como uno de los índices más baratos del planeta

El selectivo incluye 14,6 veces el beneficio de sus empresas

Credit Suisse aconseja sobreponderar la Bolsa española en 2018

Ibex Ampliar foto

Parece ahora una quimera, pero a principios de año el Ibex era el índice más rentable de entre los grandes del mundo y los analistas alertaban de que la Bolsa española podía estar sobrecomprada. Después llegó la corrección veraniega y cuando el mercado estaba listo para volver a subir, España estaba demasiado ocupada con el proceso soberanista catalán. Frenó su incorporación al tren de las alzas y ahora es uno de los más baratos de entre los grandes índices del planeta. La subida de ayer del 0,81% le apeó del título del más atractivo.

El Ibex cotiza a un PER de 14,58 veces. Es decir, el número de veces que el beneficio de las empresas que lo componen está incluido casi 15 veces, al nivel del Dax y el Mib. El Nikkei y el FTSE están ligeramente por encima y Wall Street se sitúa a niveles estratosféricos, con sus tres principales índices con un PER de más de 20 veces.

Son varias las casas de análisis que, conscientes de este hecho, ponen a la Bolsa española como su principal objetivo para 2018. El último ha sido Credit Suisse. Recomienda sobreponderar la Bolsa española y la incluye en un selecto club que solo comparte en Europa con la alemana.

El departamento de análisis de este banco pone el acento en que el PER de la Bolsa española está en mínimos de cinco años y fundamenta su atractivo por el fuerte peso de la banca minorista en el índice. Sitúa a estas entidades como protagonistas de las alzas del año próximo, al ritmo que se acerque una subida de tipos del BCE. Goldman Sachs ponía el acento la semana pasada en un informe en la brecha surgida en los últimos meses entre el mercado español y sus pares europeos. En concreto, en la prima con la que el Mib cotiza con respecto al Ibex, algo inusual para el mercado.

Pero para cerrar esta brecha lo primero que necesita la Bolsa es disipar la inestabilidad política surgida en Cataluña. Natalia Aguirre, analista de Renta 4, explica que pese a que el Ibex cotiza en fundamentales atractivos, es la cuestión política la que le impedirá cerrar el año inmerso en un rally.

A corto plazo, Aguirre no descarta caídas y rebotes al ritmo que se vayan acercando las elecciones del 21 de diciembre en Cataluña. Y según las empresas demoscópicas den la victoria en las encuestas al bando independentista o al unionista. Sin embargo, desde esta casa de análisis sí dan buenas perspectivas para el Ibex en 2018: esperan que suba un 10% y alcance los 11.000 puntos, un nivel que ya tocó en mayo.

Coincide Juan José Fernández-Figares, director de análisis de Link Securities, en señalar que el Ibex no recorrerá el potencial que le auguran los analistas hasta que se disipe el asunto catalán. Credit Suisse, optimista, no cree que la situación "vaya a peor de lo que está".

Normas