startups romper pareja

¿Harto/a de tu pareja? ¿Difícil dejarlo? Esta startup rompe tu relación por ti

Dos hermanos lanzaron la startup The Breakup Shop. Su misión, romper relaciones sentimentales por encargo de los afectados, con mensajes personalizados.

The Breakup Shop es una startup que nació en el año 2015 y que se encarga de comercializar seis servicios para romper con tu pareja. Los creadores de tan curiosa empresa consideran que, en muchas ocasiones las personas no reúnen el valor suficiente para dejarlo su relación. Para solucionarlo, han lanzado al mercado una llamada telefónica para romper con tu pareja, un mensaje de texto, una carta, un regalo de ruptura y un email.

Si tú compras uno de estos productos, ellos se encargan de llamar a tu pareja, de escribirle o de mandarle el regalo. Todo por un precio que va desde los 10 dólares a los 89 dólares.

"Usé The Breakup Shop para finalizar un par de relaciones cortas cuando las cosas no encajaban con la manera en que vivo mi vida", comenta una usuaria a la BBC. "En general, creo que lo entendieron (sus parejas). Es bastante simple. No he tenido que usarlo a menudo, pero me alegro que haya un servicio así", respondió otro joven a la cadena británica.

Así nació The Breakup Shop

En 2015, los hermanos Evan y Mackenzie Keast lanzaron esta curiosa startup. La idea se les ocurrió después de que la novia de Mackenzie le dejara haciendo un “ghosting”, término empleado para cuando una persona desaparece sin dar explicaciones. El hermano pequeño de los Keast se quedó preocupado al ver que su novia no respondía a las llamadas y a los mensajes y pensó que esta no era la mejor forma de romper una relación.

Después de la experiencia dramática, decidieron crear mensajes de texto personalizables, correos e incluso un regalo de ruptura que incluye galletas y vino, entre otras cosas.

Aunque pueda parecer una idea descabellada, los Keast comentan que reciben “cientos y cientos” de compras desde que lanzaron su startup. Sin embargo, los hermanos todavía no viven de su empresa y por eso se siguen dedicando a sus empleos, con la esperanza de que The Breakup Shop se convierta en un fenómeno de masas.

Normas
Entra en EL PAÍS