Manolo Blahník
Manolo Blahník posa junto a la exposición.

Los 'manolos', convertidos en obras de arte

El universo de Manolo Blahník se expone en el Museo Nacional de Artes Decorativas

La muestra se compone de 212 zapatos y 80 dibujos

Como las obras de arte que son, el Museo Nacional de Artes Decorativas de Madrid acoge, hasta el 8 de marzo de 2018, los zapatos de Manolo Blahník (Santa Cruz de La Palma, Canarias, 1940). Tras visitar el Palazzo Morando de Milán (Italia), el Museo del Hermitage de San Petersburgo (Rusia) y el Museo Kampa de Praga (República Checa), la retrospectiva Manolo Blahník: El arte del zapato aterriza en España con una selección de 212 zapatos, todos de la talla 37, y 80 dibujos originales de la colección privada del diseñador, compuesta por más de 30.000 piezas.

La exposición, comisariada por Cristina Carrillo de Albornoz y coordinada por Debra Smith, tiene como objetivo ayudar a comprender la visión personal del diseñador: una fusión perfecta entre el arte y la funcionalidad. Durante la presentación, Carrillo de Albornoz reivindicó que la muestra es “una declaración profunda de apoyo a los trabajos artesanos en un mundo en el que pondera la producción industrial en masa”. El arte y el trabajo manual han sido dos pilares fundamentales en el trabajo del diseñador de origen canario a lo largo de sus 45 años de trayectoria. Se considera un simple dibujante de zapatos, y aunque cuenta con estudios de arquitectura, aseguró que de no haberse dedicado a los zapatos, le hubiera encantado ser escultor.

La botánica, la literatura y el cine son algunas de sus fuentes de inspiración, pero sostuvo que sus “estímulos para crear son siempre las mujeres”. En concreto, manifestó su admiración por las actrices de mediana edad, francesas o españolas, y su predilección por la actriz Emma Suárez. También sostuvo que, aunque no siempre le guste, le parece inspirador lo que hace la juventud. El que muchos consideran máximo representante de la feminidad destacó especialmente el trabajo de “la gente nueva que está haciendo cosas para difuminar los géneros en sus creaciones; a veces se cae en lo grotesco, pero otras está muy bien hecho”, en una clara referencia a Palomo Spain.

Uno de los zapatos que se pueden contemplar en la exposición.
Uno de los zapatos que se pueden contemplar en la exposición. EFE

Manolo Blahník: El arte del zapato se encuentra dividida en varias secciones, un repaso a la trayectoria del diseñador canario. En Manolo y su taller se muestra la variedad de materiales (encajes, bordados, terciopelo, satén,...), que hacen que sus creaciones sean únicas. Arte y arquitectura demuestra como, más allá de la moda, sus zapatos son auténticas obras maestras. Botánica es una selección de motivos que ilustran cómo la naturaleza está presente a lo largo de todas sus colecciones. Por su parte, los diseños creados bajo la inspiración de España, Italia, Rusia, Inglaterra y Japón se recogen en Influencias geográficas. En Marie Antoinette, se pueden contemplar los 11 pares de zapatos que Blahník creó para la película de Sofía Coppola, ganadora del premio Oscar a mejor vestuario. Bajo la luna dedica una atención especial a sus raíces españolas y a los escritores, pintores, arquitectos y bailaores que le sirvieron de inspiración. El lado más imaginativo del diseñador se exhibe en la sección de Obsesión, mientras que Gala acoge sus construcciones más atrevidas.

Normas
Entra en EL PAÍS