Comercio electrónico

La UE impedirá el geobloqueo en las compras por internet

Los consumidores europeos tendrán acceso a una oferta mayor de productos en línea independientemente de dónde se encuentren

Los países de la Unión Europea, el Parlamento y la Comisión han llegado a un acuerdo político para eliminar el geobloqueo injustificado de los contenidos digitales en territorio comunitario, ha informado esta martes el Consejo de la UE en un comunicado.

Actualmente, los consumidores comunitarios se enfrentan a bloqueos injustificados cuando intentan comprar productos o servicios en línea en otros países de la Unión. Las nuevas normas pactadas por las tres instituciones europeas pretenden impulsar el comercio electrónico "en beneficio de los consumidores y las empresas", indicó el Consejo.

Con las nuevas normas, los europeos "podrán elegir en qué página web quieren comprar sin ser bloqueados o redirigidos", comentó el vicepresidente de la CE responsable del Mercado Único Digital, Andrus Ansip, quien aseguró que esto "será una realidad para las Navidades del año próximo". Los consumidores europeos tendrán acceso a una oferta mayor de productos en línea independientemente de dónde se encuentren físicamente.

El acuerdo al que han llegado las instituciones define tres situaciones específicas en las que no estará justificado dar un trato diferente a consumidores de otros Estados miembros. La primera se refiere a la venta de bienes que no se entregan físicamente, por ejemplo, en el caso de un cliente belga que encuentra la mejor oferta para comprar una nevera en una web alemana, y que él mismo va a recoger. El segundo supuesto hace referencia a la venta de servicios que se suministran de manera electrónica, como en el caso de un consumidor búlgaro que quiere comparar un servidor para su página web a una empresa española, que no tendrá que pagar tasas adicionales por no residir en España. Por último, la tercera situación es la venta de servicios ofrecidos en una específica localización física, como por ejemplo en el supuesto de una familia italiana que quiere comprar unas vacaciones en la página web de un parque de atracciones en Francia, sin ser redirigida a la página italiana del parque.

La regulación pactada no impone la obligación de venta y tampoco armoniza precios, recordó el Consejo, quien precisó que sí responde a la discriminación a la hora de acceder a bienes y servicios en los casos en los que no está justificado objetivamente.

Las nuevas normas entrarán directamente en vigor a los nueves meses de su publicación en el Diario Oficial de la UE, a fin de dar tiempo a las pequeñas empresas a adaptarse.

Según una encuesta de la Comisión Europea, actualmente se dan prácticas de geobloqueo en el 63% de las páginas web estudiadas.

Muestra además que, en 2015, menos del 40 % de las webs permitían a los clientes transfronterizos completar una compra, lo que resulta en "menos ingresos para las compañías y menos posibilidad de elección para los consumidores", apuntó la Comisión.

Normas
Entra en EL PAÍS