Los sindicatos presionan para aplicar la subida salarial a los funcionarios en 2018

Hacienda se reunirá el miércoles con los representantes de los empleados públicos

CC OO y UGT convocarán mañana movilizaciones por los salarios y la oferta de empleo

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y Función Pública y Elena Collado, secretaria de Estado de Función Pública.
Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y Función Pública y Elena Collado, secretaria de Estado de Función Pública.

La parálisis de los Presupuestos Generales del Estado para 2018, debido al conflicto con Cataluña, dio al traste con las negociaciones que desarrolló Hacienda con los sindicatos de funcionarios para iniciar en 2018 un proceso de recuperación salarial para los próximos tres años. Según la última propuesta de Hacienda, en el mejor de los escenarios económicos, los empleados públicos experimentarían una subida salarial del 8% acumulada en 2020.

Sin embargo, el Gobierno ha decidido que, como el próximo 1 de enero se prorrogarán los Presupuestos de 2017, no se aplicará ninguna subida salarial a los trabajadores de la Administración, con lo que se les congelarán las retribuciones para el año próximo.

Sin embargo, los sindicatos no se resignan a que se produzca dicha congelación y así se lo dirán a los representantes de Hacienda este miércoles, en una reunión que mantendrán para retomar la negociación salarial y la mejora de la oferta de empleo público.

En general, los tres sindicatos más representativos de la función pública CC OO, UGT y CSIF intentarán que la subida salarial se incorpore en las cuentas de 2018, aunque el año se inicie con la prórroga del presupuesto de 2017. Las centrales argumentan que existen mecanismos legales para dicha incorporación en el real decreto de prórroga; o bien en la redacción de unas nuevas cuentas que sean aprobadas con el ejercicio ya en curso, como también pasó este año.En este caso, el alza se debería aplicar con efectos retroactivos desde el 1 de enero de 2018.

De hecho, los sindicatos explican que ya en 1990 y 1996 se introdujeron cambios para los empleados públicos en sendas prórrogas presupuestarias. Dicho todo esto, las estrategias de presión de los sindicatos son distintas a fecha de hoy.

Los responsables de función pública de CC OO y UGT, aunque acudirán a la reunión del miércoles, tienen previsto anunciar mañana movilizaciones bajo el lema Ahora: salarios, empleo público y derechos. Mientras que desde el sindicato de funcionarios CSIF no apuestan aún por la movilización, sino por continuar con la negociación.

Normas