Colonial dispara su beneficio y destaca la fortaleza del negocio en Barcelona

Sube un 19% el precio de los alquileres en la ciudad pese a la situación política

La empresa gana 454 millones por efectos contables

colonial
Imagen de un edificio en París propiedad de Inmobiliaria Colonial.

Inmobiliaria Colonial registró un beneficio neto de 454 millones de euros entre enero y septiembre de 2017, lo que supone un aumento del 82% en comparación con el mismo periodo del año pasado (249 millones). A cierre de septiembre, Colonial obtuvo unos ingresos por rentas de 212 millones de euros, un 3% más que un año antes, y el resultado bruto de explotación (Ebitda) recurrente se incrementó un 2%, hasta 169 millones.

La parte principal del beneficio, en todo caso, vino de la revalorización de las inversiones inmobiliarias: 523 millones repartidos entre los mercados de Francia y España. El resultado neto recurrente fue de 59 millones, una mejora del 16%.

Colonial hace referencia en la presentación de sus cuentas a la situación política en Cataluña, para apuntar que "en un contexto marcado por las noticias" sobre la región, "el negocio del grupo ha tenido un comportamiento excelente, especialmente en lo que se refiere al portfolio de Barcelona".  Las renovaciones de alquiler en la ciudad se han saldado con un alza de los precios del 19%, y se han firmado contratos sobre 40.000 metros cuadrados, frente a los 56.000 de Madrid (+10% en precios) y los 15.000 de París 15.000. De media, Colonial ha subido precios en las renovaciones en un 13%.

La contratación de metros cuadrados en la cartera de inmuebles de Colonial, aseguró la empresa, "sigue con un ritmo fuerte tanto en número de operaciones como en volumen de superficie contratada". En los primeros nueve meses se han formalizado 76 transacciones de alquiler correspondientes a 110.050 metros cuadrados alquilados y rentas anuales de 38 millones de euros.

Normas