Bankia espera que el FROB coloque en noviembre el 9% de su capital

La entidad reconoce un "cierto nivel de preocupación" de sus clientes por Cataluña, que se ha "suavizado"

Sevilla asegura que España sigue siendo un país "interesadísimo" para los inversores

bankia
El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, presenta los resultados de la entidad hasta septiembre.

El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, ha reconocido que durante este mes de octubre ha habido "varios momentos" en los que sus clientes han mostrado un "cierto nivel de preocupación" por la situación de Cataluña. Algunos, incluso, han solicitado la apertura de cuentas fuera de esta comunidad autónoma, aunque, como el resto de sus colegas, no ha detallado cuántos.

"Este proceso se ha ido suavizando, normalizando, en las últimas dos semanas", ha explicado Sevilla durante la presentación de los resultados de la entidad correspondientes al tercer trimestre.

El número dos de la entidad también ha admitido que durante este mes la actividad en las oficinas de Bankia ha sido "más dinámico de lo normal" en la captación de depósitos, aunque es un proceso que "ha ido a menos", y la situación se "está normalizando poco a poco", indicó.

Sevilla, de hecho, no descarta que pese a las tensiones en Cataluña pueda abrirse en noviembre o diciembre alguna ventana para que el FROB, con el 67% del capital de la entidad, coloque entre un 7% a un 9% de Bankia entre inversores institucionales.

Varios bancos de inversión aseguran que esta desinversión podría producirse en noviembre, mes en el que en situaciones normales hay más ventanas que en diciembre. Aunque reconocen que el Gobierno quiere asegurarse que las tensiones políticas de Cataluña no ensombrezcan esta colocación.

Las mismas fuentes apuntan a que lo mejor es que la colocación se lleve a cabo en la banda alta, es decir, sobre el 9% del capital. Bankia cerró el lunes a 4,12 euros por título, con una subida del 2,21%. Sevilla recordó que la cúpula de la entidad siempre ha considerado que tras la aprobación de la fusión con BMN (que se produjo en septiembre), el FROB tendría que tener “ventanas” para llevar a cabo una colocación, aunque ahora la deriva independentista de Cataluña ha aportado mucha incertidumbre y volatilidad en los mercados.

Pese a ello, Sevilla considera que en la medida en que el proceso de normalización se consolide, esa ventana para vender un paquete de Bankia puede abrirse antes de final del año.

Mantiene, de hecho, que los inversores siguen estando "muy interesados por la banca española". Incluso ha llegado a calificar de "interesantísimos". Ha considerado que los inversores están muy interesados no solo en la banca sino también o más en el sector inmobliario, cree que habrá "movimientos en los próximos meses porque España sigue siendo un país interesante" para los fondos. 

Mientras tanto el banco seguirá trabajando en un nuevo plan estratégico contando ya con BMN, fruto de la fusión de Caja Murcia, Caja Granada y la balear Sa Nostra, que presentará a finales de enero o principios de febrero, una vez cerrado el ejercicio 2017. 

La absorción de BMN reducirá el exceso de capital actual de Bankia, pero lo dejará por encima del 12% (ahora supera el 14%) una "posición cómoda", según el consejero delegado.

Resultados

Bankia cerró los nueve primeros meses del año con un beneficio atribuido de 739 millones de euros, lo que supone un incremento del 1%. Aunque el crecimiento es prácticamente plano se encuentra por encima de lo que estimaban los analistas (717 millones de euros), aunque
la rentabilidad sobre fondos propios bajó al 8,1%, frente al 8,2% del cierre de septiembre de 2016.

Estos resultados, previsiblemente los últimos en solitario–se espera que al cierre del ejercicio haya incorporado BMN–, se sustentan gracias a unos mayores ingresos por comisiones (+4,1%) y operaciones financieras (+70,6%) y unos menores gastos (con una caída del 3,1%) y provisiones (con una rebaja del 4,3%). Estas palancas, de hecho, compensan la caída en un 10% del margen de intereses, consecuencia de la presión de los bajos tipos de interés, en una entidad en la que el crédito hipotecario tiene un elevado peso.

Sevilla explicó, de hecho, que con una subida de 30 puntos básicos del euríbor el banco ingresaría 250 millones más al año. El número dos de Bankia afirmó que el euríbor a 12 meses, el principal indicador hipotecario en España, podría entrar en positivo en el verano de 2018 y seguir subiendo en 2019, hasta un 0,3% por encima de lo que está en la actualidad (se encuentra en negativo), lo que supondría unos 12 puntos básicos, algo que “sería bueno para los bancos”, añadió.

La caída de la rentabilidad de los bonos recibidos de Sareb por el traspaso de una considerable parte de sus activos inmobiliario, junto a la menor aportación de las cartera de bonos públicos (que está reduciendo) también han influido negativamente en el margen de intereses.

El banquero declaró que Bankia ha ido reorientando su modelo de negocio, pero sin una subida de los tipos de interés estos cambios tardará en reflejarse en la cuenta de resultados. De ahí, que considere que la cuenta de resultados se ve “ensombrecida” por los tipos de interés.

Impacto en el PIB

Sobre el impacto de las tensiones políticas catalanas en el PIB del país, Sevilla mantiene que será "moderado". Además, considera que aún es prematuro para saber el impacto en la economía. "Si hay un proceso de vuelta a la normalidad rápido, en impacto será moderado", agregó el consejero delegado. Su opinión contrasta con la de BBVA, que cree que en 2018 la situación de Cataluña restará 3.000 millones de euros a las previsiones iniciales del PIB al situarlo en el 2,5%. El Gobierno también ha rebajado sus números en tres décimas el próximo año.

Normas