Iberia pide apoyo público para abrir más rutas y vuelos a China

Cree que no puede competir con los grandes gigantes asiáticos

Critica que España tiene 25 vuelos semanales frente a los 136 de Reino Unido

Iberia
Un avión de Iberia.

Las cifras que ilustran las relaciones económicas entre España y China están muy lejos de las de otros competidores y es necesario que se acelere la colaboración entre las empresas y las administraciones públicas para no quedarse atrás en la carrera por llegar al que será en breve el mayor mercado del mundo. Y uno de los ámbitos en los que se requiere implantar esa estrategia es el turismo.

Así lo ha reclamado el director de comunicación de Iberia, Juan Cierco, durante su intervención en el II Foro de Comunicación de España y China, que ha reunido a 200 empresas de ambos países en busca de oportunidades de negocio. “Necesitamos que España se promocione más y mejor en China como destino turístico. España es una gran potencia en este terreno, pero el turismo que viene no es el que necesitamos. Se necesitan visitantes de mayor calidad y de más gasto. No se necesita promoción en los países europeos o en Latinoamérica, donde ya se nos conoce; hacen falta más recursos en China”, precisó.

En 2016 llegaron 76 millones de turistas extranjeros, de los que apenas medio millón procedieron de China, pese a que son uno de los mercados de mayor gasto, con más de 200 euros al día, el doble de la media

Iberia cree que ya ha cumplido su parte del trabajo, con la apertura de vuelos directos desde Madrid a Shangai desde junio de 2016, y que ahora le toca el turno al Ejecutivo elevar los recursos que destina a la promoción en ese país. “Estamos lejísimos de donde están nuestros competidores. O nos ponemos las pilas o perderemos ese tren”, reclamó Cierco, que señaló que en la actualidad hay 25 vuelos semanales que unen España y China, mientras que el número en el resto de socios europeos es sustancialmente mayor. En el caso de Francia son 108, mientras que en Alemania y Reino Unido ascienden a 230 y 136 respectivamente.

El director de comunicación de Iberia puntualizó que la apertura de los vuelos a Shangai en julio de 2016 se produjo para responder a una demanda empresarial y turística y para tratar de reconvertir a la aerolínea en una empresa global. “Queríamos ser la puerta de entrada de Asia en Latinoamérica”, remarcó Cierco, que reconoció que las nuevas rutas, como las orientadas a China, suelen ser deficitarias en los dos o tres primeros años de vida hasta que no se consolidan, por lo que es imprescindible que haya un acompañamiento público en forma de promoción. Otras peticiones, según Cierco, que ayudarían a elevar la llegada de turistas chinos sería la agilización en la tramitación de los visados y la adaptación a los hábitos culturales de los chinos. “Les gusta ser tratados en su propio idioma y no quieren tener problemas durante sus viajes”, subrayó el portavoz de Iberia, que destacó la importancia de que otras empresas copien la estrategia de El Corte Inglés, que dispone en sus grandes almacenes de Madrid de un espacio exclusivo de atención para los turistas chinos.

Normas