CaixaBank y Sabadell pierden 3.300 millones en Bolsa desde que todo estalló

La entidad que preside Jordi Gual cae un 8,8% desde el 5 de septiembre y la que preside Josep Oliu, un 10,3%

Santander, Bankia y Bankinter se sacuden los miedos y suben entre un 2,2% y un 6,5% desde entonces

CaixaBank y Sabadell pierden 3.300 millones en Bolsa desde que todo estalló

El seísmo del independentismo ha provocado amplias grietas en el tejido empresarial catalán. Lo que parecía una ensoñación hace unos meses se ha convertido en una realidad, con declaración de independencia y aplicación del ignoto artículo 155 incluidas. No solo la economía de la comunidad autónoma –convertida por unas horas en una república– se ha visto dañada, también la del resto de España.

El sector financiero fue el primero en reaccionar a lo que ocurrió después del referéndum suspendido por el Tribunal Constitucional, y también fue el primero en recibir el golpe de los inversores en los días previos, cuando el Parlament catalán aprobó las leyes de referéndum y de transitoriedad.

SANTANDER 4,39 1,26%
BBVA 5,49 -0,33%
CAIXABANK 4,18 0,65%
BANKIA 3,46 1,05%
SABADELL 1,41 0,82%
BANKINTER 7,84 0,20%
UNICAJA BANCO 1,43 0,77%
LIBERBANK 0,49 1,49%
IBEX 35 9.440,40 0,38%

Desde el cierre del 5 de septiembre –las normas se aprobaron en los dos días siguientes–, CaixaBank y Sabadell han perdido unos 3.300 millones de euros capitalización. La entidad que preside Jordi Gual, primera en España por cuota de mercado, se ha dejado más de 2.200 millones de valor en Bolsa, el 8,8%.  La que pilota Josep Oliu como presidente y Jaime Guardiola como consejero delegado, más de 1.000 millones, con un retroceso de su acción del 10,3%.

Sabadell fue el primero en reaccionar. Lo hizo después del 1-0 y del discurso del Rey del 3 de octubre. El pasado día 5 comunicó a la CNMV su intención de convocar un consejo extraordinario para trasladar su sede a Alicante, donde tenía su casa la Caja de Ahorros del Mediterráneo, adquirida por Sabadell en diciembre de 2011. Dicho y hecho.

Ya en 2015 el Gobierno permitió que ese órgano de administración decidiera en cuestión de minutos una modificación de la sede, pero todavía quedaban algunas empresas, como CaixaBank, que no habían adaptado sus estatutos para ejecutar esa mudanza exprés.

El consejo de ministros del día 6 dio una vuelta de tuerca adicional a la legislación para permitir el cambio sin ninguna contrariedad, pese a que en los estatutos se explicitara que el cambio de sede debe pasar por la junta de accionistas. En la mañana del sábado 7 de octubre CaixaBank  se iba oficialmente a Valencia.

Las dos entidades más expuestas a Cataluña, y en el ojo del huracán tanto por los catalanes como por el resto de los españoles, han reconocido salidas de depósitos durante estas semanas, aunque afirman también que ya han están bajo control. La ministra catalana Dolors Monserrat señaló que un solo día salieron más de 4.000 millones de euros de cuentas bancarias domiciliadas en Cataluña.

Mientras el Ibex sube un casi inapreciable 0,17% desde el cierre del 5 de septiembre, la suerte de los otros bancos ha sido desigual. Santander, que sube un 6,5%, ha ganado cerca 5.600 millones de valor; BBVA (–0,6%) se deja unos 300 millones; Bankia suma un 3% y se apunta 340 millones; Bankinter avanza un 2,2% y añade 150 millones. Unicaja ha perdido un 8,3%, 180 millones de euros. Liberbank, en plena ampliación de capital, pierde un 30% en Bolsa. 

Normas