Inditex, Vía Célere, Libelium y BEOnChip, los innovadores del año

Cinco Días celebra la décima edición de sus premios a la Innovación Empresarial

El acto se celebrará el próximo 16 de noviembre en la sede madrileña de CaixaForum

inditex
Sede de Inditex en Arteixo (A Coruña), que recibe premio especial por su desempeño innovador.

Una década reconociendo la mejor y más útil innovación. Con este objetivo nacieron en 2007 los Premios Cinco Días a la Innovación Empresarial, que este año tiene ya ganadores: Libelium, BEOnChip, Vía Célere y el grupo Inditex, que recibe un galardón especial como reconocimiento a su trayectoria innovadora.

El premio al proyecto empresarial más innovador en el campo de las nuevas tecnologías ha ido a parar a la empresa Libelium, fundada en 2006 con sede en Zaragoza y capital íntegramente aragonés. Está dedicada al diseño y fabricación de dispositivos de hardware para construir redes sensoriales inalámbricas para el internet de las cosas. Las aplicaciones de su tecnología se enmarcan en el ámbito de las ciudades inteligentes, la agricultura de precisión, la gestión inteligente del agua, el medio ambiente y de muchas otras finalidades, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Sede de Libelium en Zaragoza, empresa ganadora en el área de innovación tecnológica empresarial.
Sede de Libelium en Zaragoza, empresa ganadora en el área de innovación tecnológica empresarial.

Libelium nació como una spin-off de la Universidad de Zaragoza, después de detectar la necesidad de desarrollar una tecnología que fuera capaz de monitorizar de manera inalámbrica cualquier parámetro ambiental y enviar la información a internet. Se comenzaba a hablar por entonces, hace 11 años, del internet de las cosas. En la actualidad, la compañía da empleo a 60 personas, vende tecnología a más de 120 países y en 2016 facturó cinco millones de euros, de los cuales el 63% procedía del mercado exterior.

Entre los proyectos más relevantes que han salido del centro de operaciones de Libelium se encuentra el control predictivo de erupciones en el volcán Masaya en Nicaragua, con el fin de establecer sistemas de alerta para la evacuación de la población más cercana. Otra iniciativa relevante ha sido un sistema de monitorización del nivel de estrés de los koalas en el Parque Natural en Brisbane (Australia) para controlar su salud y prevenir los ataques de perros de presa que habitan en los alrededores. A Indonesia, tercer mayor productor de cacao del mundo, procedente de plantaciones familiares con pocos recursos, han llevado un plan de optimización de los cultivos, a través de la medición de la temperatura, la humedad y la radiación solar, lo que permite actuar y prevenir infecciones y atajar la deforestación.

En la categoría de responsabilidad social empresarial, el galardón, en esta edición, ha sido para Vía Célere por su proyecto Espacio Fácil, lanzado en febrero de este año y que se sitúa en el contexto del próximo 4 de diciembre, fecha en la que finaliza el plazo fijado en la legislación española para que los edificios de viviendas en España hayan realizado los ajustes razonables de accesibilidad. Los promotores de esta iniciativa aseguran que mientras la accesibilidad física ha sido ampliamente difundida y recogida en la normativa, la accesibilidad cognitiva no lo está.

Detalle de la iniciativa Espacio Fácil, de Vía Célere, ganador en la categoría de responsabilidad social empresarial.
Detalle de la iniciativa Espacio Fácil, de Vía Célere, ganador en la categoría de responsabilidad social empresarial.

De hecho, la legislación vigente no abarca las necesidades de personas con discapacidad intelectual que dependen de otros y sufren momentos de desorientación en los espacios de su vida cotidiana, con un importante factor de inseguridad en situaciones de emergencia. Con este preámbulo, Vía Célere, a través de su Fundación, junto a Afanías, la Asociación para la Comprensión Fácil de Entornos y Edificios, el CSU La Salle y otros agentes del sector de la construcción, ha puesto en marcha Espacio Fácil, con el fin de contribuir a la inclusión social de personas con discapacidad intelectual e incidir en la calidad de vida de todos, a través del diseño comprensible y accesible del hábitat. Se trata del primer centro para investigar, evaluar, diseñar y adaptar edificios y transformarlos en espacios comprensibles y accesibles. De este modo, establece un modelo pionero en el que participan personas con discapacidad intelectual como evaluadores cognitivos de entornos y edificios.

Hasta la fecha, el impacto de Espacio Fácil se ha traducido en una investigación pionera de la accesibilidad cognitiva en edificación que permitirá desarrollar los primeros indicadores para evaluar la accesibilidad cognitiva. Además, 20 universitarios y cinco arquitectos, junto a 27 jóvenes con discapacidad intelectual, se han formado como evaluadores en esta materia y realizado diagnósticos de cuatro edificios, como son la Universidad de La Salle, CEPA Canillejas, CEPA Pozuelo y el centro de Afanías Canillejas.

Chips que produce la empresa zaragozana BEOnChip, ganadora del premio de innovación en la categoría de proyecto vinculado a la universidad.
Chips que produce la empresa zaragozana BEOnChip, ganadora del premio de innovación en la categoría de proyecto vinculado a la universidad.

La creación de dispositivos microfluídicos para cultivo celular en ambiente biomimético, desarrollados por la empresa zaragozana BEOnChip, recogerá el próximo 16 de noviembre en la sede de Caixa Forum de Madrid, el premio a la propuesta innovadora ligada a la universidad.. La idea de desarrollar esta iniciativa nació tras cinco años de innovación por parte de un grupo de investigadores de la Universidad de Zaragoza, entre los que se encuentra Rosa Monge, después de observar cómo las herramientas que se utilizan habitualmente en los laboratorios de cultivo celular no reproducen fielmente lo que realmente sucede en un ser vivo. El problema, según resume el director general, Alberto Doblaré, es que las herramientas disponibles han sido útiles en los últimos cien años, pero el conocimiento avanza tan rápidamente que se empiezan a demandar productos más desarrollados tecnológicamente. De hecho, uno de los principales problemas con el que se encuentran los investigadores es la falta de concordancia entre lo que sucede en un laboratorio y lo que ocurre en una clínica.

Por ejemplo, muchos fármacos funcionan en fase experimental in vitro en un laboratorio, pero fracasan cuando se llevan a cabo los primeros ensayos en animales o pacientes. Esto se debe, argumenta Doblaré, a que los estímulos e interacciones a los que se ve sometida una célula o tejido son distintos cuando están en un disco de plástico, como ocurriría en un laboratorio, respecto a cuando están en un ser vivo.

“En los últimos años ha centrado su esfuerzo en el desarrollo de dispositivos microfluídicos, en los que poder recrear un ambiente biomimético de la manera más fidedigna posible”, añade. El objetivo de BEOnChip, en su segundo año de vida, facturó más de 100.000 euros en 2016, con la previsión de duplicarlo este ejercicio, es comenzar en 2018 a producir a gran escala este tipo de chips, que reducirían tanto los ensayos con animales como los costes, al poder testar los fármacos en condiciones cercanas a las presentes en vivo.

Por último, el jurado de los premios, que cuentan con el patrocinio de Repsol y La Caixa y la colaboración de Beon Worldwide, decidió conceder un galardón especial al grupo Inditex por su contribución al sector de la fabricación y distribución textil en España. El grupo, fundado por Amancio Ortega en 1985 y presidido por Pablo Isla, cerró 2016 con ventas de 23.311 millones de euros y unos beneficios de 3.170 millones, lo que supuso un crecimiento del 10%. Cuenta con más de 7.400 tiendas repartidas en 94 mercados y da empleo a más de 162.450 personas.

Normas