BBVA bate previsiones al ganar 3.449 millones de euros a septiembre, el 23,3%

El banco destaca la fortaleza de los ingresos recurrentes, el control de los gastos de explotación y la reducción de los saneamientos

La morosidad cae al 4,5%, el nivel "más bajo de los últimos cinco años"

El Grupo BBVA generó, en los primeros nueve meses de 2017, un beneficio atribuido de 3.449 millones euros, cifra prácticamente igual al resultado obtenido en todo el año 2016 y un 23,3% superior al del mismo período del año anterior (un 28,7% a tipos de cambio constantes). La acción de BBVA que abrió con signo positivo ha caído un 2,60%.

La entidad financiera, presidida por Francisco González, explica que los principales factores que han impulsado este crecimiento han sido "la fortaleza de los ingresos recurrentes, el control de los gastos de explotación y la reducción de los saneamientos".

Entre enero y septiembre de 2017, el Grupo BBVA generó un margen de intereses de 13.202 millones de euros, con un crecimiento interanual del 4,2% (un 9,5% en términos constantes). Esta partida, junto con las comisiones (es decir, los ingresos recurrentes), ascendió a 16.907 millones de euros, un 4,2% superior a la de los nueve primeros meses de 2016 (9,3% sin considerar el efecto de las divisas). El banco explica que "el incremento de los ingresos recurrentes fue el principal impulsor del crecimiento del margen bruto, que alcanzó, entre enero y septiembre, 18.908 millones de euros(2,6% interanual o 7,2% a tipos de cambio constantes)".

Renta 4 destaca "la buena evolución de las comisiones netas en el trimestre a pesar de la estacionalidad propia del mismo (incremento del 1,3% en el tercer trimestre respecto al segundo)". "Este buen comportamiento de los ingresos de carácter recurrente, junto a unos gastos de explotación a la baja y el retroceso de en el deterioro de activos financieros, compensa la menor aportación de los resultados por operaciones financieras (ROF)", agrega.

BBVA 5,57 -0,82%

Por su parte, los analistas de Bankinter valoran para bien los resultados en su conjunto, ya que "han sorprendido positivamente en las principales líneas de la cuenta de pérdidas y ganancias a pesar de la dificultad del entorno actual con tipos de interés en mínimos históricos en la zona euro así como una fuerte depreciación del peso mexicano y la lira turca".

La casa de análisis ha decidido mantener su recomendación de comprar ya que desde su punto de vista, BBVA tiene "capacidad para sorprender positivamente en generación de capital y reducción de activos improductivos". "El creciente interés inversor por los activos inmobiliarios del banco en España y una ratio de cobertura elevada, sientan las bases para que BBVA sorprenda positivamente a los mercados durante los próximos trimestres", añade.

Carlos Torres Vila, consejero delegado de BBVA, destacó que “trimestre a trimestre, BBVA está presentando unos resultados muy sólidos, recurrentes y sostenibles”. Asimismo señaló que “ya estamos viendo los frutos de la transformación, con nuevas funcionalidades destinadas a tener impacto positivo en la vida de nuestros clientes y que están dando lugar a un crecimiento exponencial de las ventas digitales”.

Transformación del banco

Precisamente, la entidad financiera explica que en este período, el proceso de transformación del banco se "está acelerando". BBVA cuenta con 21,1 millones de clientes digitales a cierre de septiembre, lo que supone un crecimiento interanual del 24%. De estos,15,8 millones son clientes que se relacionan con el Grupo a través del móvil, un 43% más que hace un año.

Solamente en el tercer trimestre, se vendieron más de 3,5 millones de unidades a través de canales digitales, un hito en la transformación del banco, sobre todo teniendo en cuenta que se observan crecimientos exponenciales en todas las franquicias.

A nivel global, el porcentaje de ventas digitales realizadas entre enero y septiembre representaba un 25,4%, versus el 16,8% de 2016. En España, las ventas digitales entre enero y septiembre eran un 26,5%, que compara con el 17,1% de 2016; en Estados Unidos representaban el 23,3% (versus el 19,4% en 2016); en México ascendieron al 18,3% (en 2016, un 11,9%), en Turquía supusieron el 31,8% del total (frente al 25,2% en 2016); y en América del Sur el 32,8%, un porcentaje muy superior al de 2016 (15,4%).

En cuánto a las áreas geográficas, España "volvió a mostrar gran resistencia para generar ingresos en un entorno de tipos de interés en mínimos históricos". El margen de intereses entre julio y septiembre se mantuvo en niveles similares a los del segundo trimestre. Por su parte, las comisiones continuaron evolucionando favorablemente (4,3% interanual en la cifra acumulada). El margen bruto entre enero y septiembre fue de 4.733 millones de euros, un 4,3% inferior al del mismo período de 2016.

En Estados Unidos, un área que continúa centrada en crecer en los segmentos y carteras más rentables, se vio una recuperación de la inversión crediticia en el trimestre (0,6% versus 2T17). Por lo que respecta a la cuenta, un factor relevante fue el crecimiento del margen de intereses (+14% interanual en la cifra acumulada), favorecido por la buena gestión del diferencial de la clientela y las subidas de tipos de interés.

Normas
Entra en El País para participar