Andorra asume que la crisis catalana puede permitirle captar fondos

El ministro de finanzas no descarta la llegada de empresas y pasivo

El presidente de la Asociación de Banca Andorrana cree la cantidad no es significativa

Andorra La Vella.
Andorra La Vella.

El dinero es muy temeroso y reacciona rápido", ha declarado este jueves el ministro de Finanzas de Andorra, Jordi Cinca, admitiendo que la inestabilidad que ha causado el pulso independentista de Cataluña ha podido atraer dinero al Principado vecino. Cinca ha admitido que si se da la situación los depósitos serían bien recibidos, como también lo serían las empresas que pudieran trasladarse al país, si bien ha matizado que no espera “ni una cosa ni la otra”.

Por el momento, de hecho, Cinca no ha podido poner una cifra al beneficio que podría haber experimentado el sector bancario del país por el desafío soberanista catalán. "Cabe la posibilidad de que haya llegado dinero de la región, pero no estamos en grado de cuantificarlo", ha manifestado Cinca durante la jornada inaugural del Andorra Finantial Summit, este jueves en Andorra la Vella, la capital del Principado.

Por su parte, el presidente de la Asociación de la Banca de Andorra, Pedro González, tampoco ha querido pronunciarse sobre la falta de cuantificación del pasivo que haya podido llegar desde Cataluña, lo que en su opinión es una muestra de que no sería significativo. Eso sí, ha dicho, “se ha generado interés” en torno a las opciones bancarias andorranas.

Lo ideal, según Cinca, sería que la hipótesis del traslado no se tuviera que barajar. El ministro ha insistido en que siempre han cuidado las relaciones con Madrid y Barcelona y que ninguna estrategia andorrana pasaría por "aprovecharse de cualquier tipo de problema que pudiera estar viviendo España y Cataluña".

Sin embargo, la llegada de capitales desde Cataluña u otra parte del mundo, significaría para el Gobierno andorrano que ha conseguido “potenciar la plaza bancaria con clientes transparentes y cumplidores de sus obligaciones fiscales”, ha reconocido Cinca.

Precedentes

Durante las últimas semanas, mientras avanzaba el pulso secesionista de la Generalitat frente al Estado español, las entidades financieras catalanas han admitido haber sufrido millonarias retiradas de fondos por parte de clientes que buscaban bancos asentados en otras regiones con mayor seguridad jurídica.

También han recibido peticiones de muchos de ellos para trasladar sus cuentas a oficinas de otras comunidades autónomas. Finalmente, de hecho, compañías como CaixaBank o Banco Sabadell han optado por trasladar su sede social a Valencia y Alicante, respectivamente, para atajar los nervios de la clientela. 

Normas