Omel aplaza el nombramiento de Grangel como presidente

Profundo malestar entre los accionistas por la designación impuesta por Nadal

Se propone un sueldo de 500.000 euros e indemnizar con 1,5 millones a Pedro Mejía

Omel aplaza el nombramiento de Grangel como presidente Ampliar foto

La Comisión de Nombramientos y Retribuciones de Omel, que tenía previsto aprobar ayer la designación de Ignacio Grangel como presidente en sustitución de Pedro Mejía, como paso previo a su remisión al consejo de administración, ha pospuesto esta decisión hasta el próximo día 30, en que ha convocado una reunión especial.

Los miembros de dicha comisión no quieren responsabilizarse en solitario de la propuesta de nombramiento de Grangel, exjefe de Gabinete del que fuera secretario de Estado de Energía Alberto Nadal, hermano del actual ministro de Energía, Álvaro Nadal, que debían haber abordado ayer. Además, para mayor inquietud de sus miembros, en el orden del día también figuran “las condiciones de su contratación” (unos 500.000 euros, según fuentes próximas al consejo), así como una indemnización de 1,5 millones de euros (un año y medio de sueldo) a pagar al presidente saliente, Pedro Mejía.

De esta manera, según la convocatoria a la que ha tenido acceso CincoDías, la Comisión de Nombramiento de Omel ha fijado una nueva reunión para el día 30, a la que invita, “dada la naturales a de los acuerdos”, a todos los consejeros “que lo consideren oportuno para analizar las propuestas de acuerdo con carácter previo a la sesión del consejo del 2 de noviembre. El objetivo es “intercambiar opiniones y preparar los acuerdos”, así como “facilitar a la Comisión la realización de los trabajos preliminares”.

Omel es el holding español del operador del mercado ibérico de la electricidad (Míbel), en el que participan 22 accionistas (ver tabla) con un máximo del 5% del capital y no es una empresa pública. Si bien, los acuerdos del Mibel otorgan al Gobierno el derecho de veto al nombramiento del presidente, este no tiene la potestad para proponerlo, tal como ha hecho.

Entre los accionistas ha provocado un fuerte malestar el que Nadal haya impuesto la salida de Mejía (su mandato de seis años estaba a punto de concluir, pero era renovable) y la designación de un hombre de su círculo, que cobrará un sueldo que los consejeros consideran muy elevado. “Si el nombramiento es público su sueldo debe ser el de una empresa pública”. También que se quiera indemnizar a Mejía con 1,5 millones, que es la mitad del beneficio de una sociedad cuyos ingresos (15 millones) proceden de la factura de la luz. El operador del mercado tiene una estructura mínima (unas 40 personas) y su actividad es meramente informática.

La Comisión de Nombramientos y retribuciones la preside María José Clara, consejera en nombre de REN, y los vocales Juan Luis López Cardenete,  João Manso Neto y Emilio Andrés Recoder de Casso.

Normas