Ignacio Grangel, nuevo presidente de Omel

Artífice de la reforma eléctrica, sustituye a Pedro Mejía

Abogado del Estado, procede de REE y es un hombre afín a los Nadal

Ignacio Grangel, nuevo presidente de Omel.
Ignacio Grangel, nuevo presidente de Omel.

El consejo de administración de Omel, holding español tenedor de las acciones de OMI, operador del mercado ibérico de la electricidad (Míbel) tiene previsto nombrar hoy presidente a Ignacio Grangel en sustitución de Pedro Mejía. Este fue destituido hace una semana por presiones del ministro de Energía, Álvaro Nadal, tal como adelantó Cinco Días. Aunque la sociedad tiene 22 accionistas (empresas del sector energético y bancos, fundamentalmente) el nombramiento del presidente debe hacerse de acuerdo con los Gobiernos de España y Portugal, según la norma por la que se creó el Mibel en 2009, si bien, no dice que deba ser a propuesta de ambos Ejecutivos.

El nombre del sustituto de Mejía se ha mantenido en el más absoluto de los secretos toda la semanal. Todo apuntaba a que el nuevo presidente sería un hombre cercano al titular de Energía, y así ha sido. Ignacio Grangel, Abogado del Estado, fue Jefe de Gabinete de los exsecretarios de Estado de Energía Fernando Marti y Alberto Nadal, respectivamente, durante el mandato de José Manuel Soria en el Ministerio de Industria. Marti es el actual presidente del Consejo de seguridad Nuclear (CSN) y Alberto Nadal (hermano gemelo del actual ministro de Energía) es secretario de Estado de Presupuestos.

Como asesor de ambos se le atribuye un importante papel en el diseño de la reforma eléctrica de 2012 y 2013 con la que el Gobierno de Mariano Rajoy quiso acabar con el déficit de tarifa y que supuso un fuerte recorte de la retribución de las energías renovables (unos 3.000 millones de euros).

Tras su salida de Industria, en la primavera de 2015, Grangel se mantuvo en el dique seco para evitar críticas sobre su posible incompatibilidad (a REE apenas le afectó la citada reforma) hasta que recaló en la compañía en septiembre de ese año. En una primera etapa fue nombrado vicepresidente general, un puesto de nueva creación, y ya en diciembre, fue designado director de la Asesoría Jurídica, dependiente de la secretaría del consejo a la que, según distintas fuentes, aspiraba.

En Omel, sociedad que se financia con los ingresos de los peajes eléctricos (casi 15 millones de euros este año), Grangel tendrá un sueldo de casi medio millón de euros. La estructura del operador es mínima, 40 personas, y el mandato del presidente es de seis años: tres como presidente de OMI y otros tres como vicepresidente, en alternancia con los homólogos portugueses. 

 

Normas