La multimillonaria apuesta para llevarse la casa de Amazon

Una decena de empresas pujan por la segunda sede de la compañía

Ofrecen rebajas de impuestos o mejoras en las leyes laborales

amazon

Un puñado de ciudades de Estados Unidos luchan por llevarse la segunda sede de Amazon. Sus armas, entre otras, son rebajas fiscales, incentivos o una ley laboral más laxa. El mayor retailer online del mundo ha establecido este jueves como fecha límite para que las urbes interesadas presenten sus apuestas. Promete una inversión de más de 5.000 millones de dólares y hasta 50.000 nuevos empleos. La compañía anunciará al ganador el año que viene.

Nueva Jersey ha propuesto una rebaja de 7.000 millones en impuestos regionales y locales y un cambio de su legislación laboral para adaptarse a la normativa de la compañía. Al otro lado del río Hudson, la ciudad de Nueva York, por el contrario, no ha puesto negro sobre blanco grandes incentivos especiales para Amazon, aunque según confirmó un portavoz de la compañía a Reuters sí se espera que lo haga en los próximos días.

Más allá, California ofrece incentivos por 300 millones durante los próximos años, además de otros beneficios. Así lo anunció el gobernador del Estado en una carta remitida a Jeff Bezos, consejero delegado. 

Estas son solo algunas de la docena de apuestas que han expresado una docena de ciudades y Estados por las nuevas oficinas de Amazon. Austin, en Texas, parece la más cercana a lograr la victoria de acuerdo a su legislación laboral, el coste de hacer negocios y su calidad de vida. Es además la sede de Whole Foods, la cadena de supermercados que Amazon adquirió recientemente.

Normas