El Ibex se toma el puente y los tipos de la deuda caen al nivel previo al 1-O
EFE

El Ibex se toma el puente y los tipos de la deuda caen al nivel previo al 1-O

Al selectivo español se le resisten los 10.300 puntos

La rentabilidad del bono español a diez años baja al 1,642%

La tranquilidad se ha impuesto hoy en el mercado. Después de unas sesiones de especial turbulencia a causa de las tensiones independentistas, los inversores aprovecharon la festividad del 12 de octubre para tomar algo de aire. A lo largo de la jornada el selectivo se ha mantenido sin rumbo fijo. Ni siquiera a la apertura bajista de Wall Street sirvieron para que la Bolsa reaccionara. El índice español cede un 0,02%.

Sea como fuera, el caso es que la barrera de los 10.300 puntos se está convirtiendo en una cota infranqueable. La última vez que el selectivo español cerró por encima de ese nivel fue el 29 de septiembre, la jornada previa al referéndum. A diferencia de los últimos días, en los que las subidas y bajadas estuvieron acompañados por altos volúmenes de contratación, hoy este ha caído en picado hasta los 1504 millones, un 55% menos que la media diaria de octubre de 3.354 millones.

Si en las últimas semanas la convulsión en la Bolsa se ha trasladado a la renta fija, ayer la calma de la renta variable tuvo su reflejo en el mercado de deuda. El bono español a diez años bajó dos puntos básicos, hasta el 1,642%. El descenso, aunque moderado, ha sido suficiente para que la deuda española con vencimiento en 2027 cayera a niveles previos a la consulta y se alejase de los máximos de 1,78% que registró el 5 de octubre. Este movimiento se trasladó también a la prima de riesgo española, que bajó dos puntos básicos, hasta los 117.

Principales cotizaciones

IBEX 35 10.150,40 -0,26%
Petroleo Brent 63,270 -0,063%
EUROSTOXX 50 3.560,53 0,12%
USD x EUR 0,8506 0,188%

La escalada de los tipos de la deuda en los últimos días evidenciaba el incremento de las tensiones, pero la buena acogida de las subastas, las compras del BCE y el compás de espera en el que ha entrado el procés contribuyen a aminorar los nervios. El consenso de los analistas asegura que la crisis catalana no ha concluido y señalan como principales amenazas la posibilidad de que el conflicto se encalle hasta el punto de que pase factura al crecimiento económico de España. No obstante, a la espera de que Carles Puigdemont conteste al requerimiento del Ejecutivo sobre si hubo o no declaración de independencia los inversores se dejan arrastrar por el optimismo imperante desde el martes al cierre de los mercados.

En la Bolsa española, los bancos, especialmente los catalanes, los más castigados por el desafío independentista registran un comportamiento estable. CaixaBank (0,32%) y BBVA (0,01%) escapan a las caídas del conjunto de la banca. Santander cede un 0,28%; Bankia, un 0,25%; Bankinter, un 0,04% y Sabadell, un 0,59%. Los mayores ascensos de la jornada ha corrido a cargo de AcerlorMittal (2,64%), Cellnex (2,47%) y Amadeus (1,18%). La cara opuesta la representan Mapfre (-2,2%), Siemens Gamesa (1,65%) y Dia (1,55%).

Después de un mes y medio en el que la Bolsa española se ha distanciado de las principales plazas europeas, hoy se su comportamiento se ha mantenido en línea con el resto de índices.

En Wall Street los inversores reaccionaron con frialdad a los resultados de dos de los principales bancos: JP Morgan y Citigroup. El mercado estadounidense aguarda a conocer los datos de inflación que se publicarán mañana. Estas cifras son seguidas de cerca por la Reserva Federal y se convierten en la clave para decidir si habrá o no subida de tipos en diciembre. Los futuros de los fondos federales dan una probabilidad del 80%, pero muchos empiezan a desconfiar ante la división que existe dentro del banco central estadounidense. Al cierre de los mercados europeos, los tres índices cotizaban en tablas.

El euro cerró, por su parte, sin apenas cambios en los 1,183 dólares y la libra retrocedió un 0,37% (1,317 dólares) después de que las negociaciones del brexit entraran en punto muerto.

Normas
Entra en EL PAÍS