independencia cataluña
El presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont y la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, tras la firma del documento sobre la independencia. EFE

Los juristas catalanes califican de "grave atentado a la democracia" la actuación de Puigdemont

Llibertats considera que una declaración de independencia efectuada por una sola persona, sin votación ni convocatoria en forma, carece de validez ni eficacia jurídica

La asociación de juristas catalanes en defensa del Estado de Derecho, Llibertats, ha denunciado en un comunicado el "grave atentado a la democracia" que representa el hecho de que una sola persona, el presidente de la Generalidad catalana, Carles Puigdemont, haya declarado la independencia unilateralmente, y en el mismo momento pida al parlamento que la suspenda.

"Ni se ha votado la declaración ni la suspensión de la misma. Ni siquiera el orden del día contemplaba la declaración de independencia. Pero aun más grave y antidemocrático resulta que, posteriormente y fuera del hemiciclo, y una vez terminada la sesión, los diputados de Junts pel Si y las Cup firmen una declaración de independencia extraparlamentaria, sin eficacia jurídica, constituyendo ello técnicas propias de estados totalitarios", explica Llibertats en un comunicado emitido pocas horas después de suceder todos los citados acontecimientos.

Además, los juristas destacan que "la Ley del Referéndum, suspendida por el Tribunal Constitucional, en su artículo 4.4 establece que la declaración de independencia deberá efectuarse en una sesión ordinaria del Parlament, convocada al efecto, y por lo tanto previa votación y aprobación parlamentaria. Todo ello pone de relieve que ni siquiera han sido capaces de cumplir la ley que, de manera antidemocrática, aprobaron el día 6 de septiembre".

Por todo ello, Llibertats quiere denunciar que, "en lugar de realizar un acto jurídico por los procedimientos reglados, han efectuado una puesta en escena meramente política para intentar eludir cualquier posibilidad de control jurisdiccional, lo cual sería más propio de regímenes no democráticos".

Ante todo ello, la asociación de juristas considera que "solo puede concluirse que una declaración de independencia efectuada por una sola persona, sin votación ni convocatoria en forma, carece de validez ni eficacia jurídica alguna".

Normas
Entra en EL PAÍS