La banca catalana dice que “casi” se ha frenado la salida de depósitos

El traslado del domicilio social ha sido decisivo

Sabadell amplia en 100 millones una emisión a precio inferior que abril

Una mujer observa el interir de la sede de Caixabank en la plaza del Ayuntamiento de Valencia.
Una mujer observa el interir de la sede de Caixabank en la plaza del Ayuntamiento de Valencia. EFE

CaixaBank y Banco Sabadell están a un paso de recuperar su cotización previa al referéndum ilegal catalán. El valor de la entidad que preside Jordi Gual se ha revalorizado en Bolsa este lunes un 1,47%, hasta alcanzar los 4,14 euros por acción, mientras que Sabadell lo ha hecho en un 0,91%, hasta 1,67 euros por título, lo que sitúa sus cotizaciones cerca de las que tenían antes del 1 de octubre.

El cambio de sede social y fiscal de Barcelona a Valencia en el caso de CaixaBank y a Alicante en el caso de Sabadell han sido decisivos para que la Bolsa impulsará la cotización de ambas firmas. Lo mismo ha sucedido con la salida de depósitos que se estaba produciendo en ambas entidades desde hace unas semanas, y agudizado tras el 1 de octubre, ante la inseguridad jurídica que representa una posible independencia de Cataluña.

Fuentes tanto de CaixaBank como de Sabadell aseguran que “se ha producido un importante freno de las salidas de depósitos hacia otras entidades financieras no catalanas”, coinciden ambos bancos. “Una vez que los empleados de las oficinas explican ahora a los clientes lo que significa un cambio de sede fuera de Cataluña, casi todos optan ya dejar sus ahorros en su sucursal”, afirman fuentes de estas entidades, que en ningún caso han querido facilitar cifras, pero insisten en que “existe una mayor tranquilidad en las oficinas bancarias”.

Reconocen, no obstante, que las salidas de dinero a oficinas del mismo banco, pero fuera de Cataluña, siguen, aunque a un menor ritmo que la semana pasada. “Estos cambios de sucursales no son preocupantes, ya que el dinero se mantiene en el mismo banco”, explican fuentes de estas instituciones financieras, que recuerdan que no existe ningún temor sobre un recorte de su liquidez.

En este sentido, según informaron el viernes fuentes del Gobierno, los bancos de Cataluña cuentan con hasta 80.000 millones de euros disponibles de ser utilizados como colateral en las operaciones de liquidez del BCE si así lo requieren.

La recuperación de la confianza de inversores en estos bancos catalanes tiene también otro ejemplo. Un inversor institucional ha decidido ampliar su apuesta por Banco Sabadell al solicitar que se le ampliase en 100 millones más de euros su participación en una emisión de cédulas hipotecarias a 10 años por 1.000 millones de euros que lanzó el banco el pasado 19 de abril.
Esta emisión se colocó hace seis meses con un cupón del 1% y a un spread –la diferencia entre el precio de compra y el de venta de un activo financiero– de 33 puntos básicos sobre el midswap, el índice de referencia para este tipo de operaciones.

El miércoles pasado, en plenas turbulencias en los bancos catalanes (aunque Sabadell y CaixaBank ya habían anunciado que harían todo lo necesario para proteger a clientes e inversores y se especulaba ya con un cambio de sede, la firma que preside Josep Oliu logró colocar esta ampliación de su emisión de cédulas a un spread de 30 puntos básicos. Esto supone una mejora del precio de mercado de 3 puntos básicos.

Otro día decisivo para el sector financiero catalán es hoy, cuando el Parlament tiene previsto anunciar su decisión de declarar la independencia unilateral de Cataluña o no.

El exministro de Economía y expresidente de la AEB José Luis Leal aseguró ayer, por su parte, que el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, “o está desinformado o miente” cuando dice que los bancos y empresas que han cambiado su sede volverán a Cataluña. Leal afirmó en una entrevista en Antena 3 que la decisión de cambiar la sede de territorio por parte de los bancos “está clarísima”. Ante el miedo y la incertidumbre de los clientes de los bancos catalanes ha dicho que el remedio pasa por “trasladar su cuenta”, y ha aconsejado “tenerla en Aragón” por ejemplo.

Normas