independencia cataluña
Comité Ejecutivo de Fomento del Trabajo

Fomento del Trabajo dice “basta, el Govern traerá descrédito e insolvencia económica”

La patronal reclama responsabilidad al Parlament y diálogo

Alerta de la salida de clientes de fondos de ahorro y de inversión

La patronal Foment del Trabajo ha criticado que la deriva secesionista del Gobierno de la Generalitat está "llevando al país hacia el descrédito nacional e internacional, y quien sabe si hacia la insolvencia económica".

Tras una reunión extraordinaria de su Comité Ejecutivo, la patronal ha enviado un comunicado titulado "Foment diu prou" (Foment dice basta) y pide responsabilidad  a los dirigentes políticos y "no avanzar ni un pasó más en el incierto camino iniciado desde el Parlament".

La patronal asegura que en septiembre se "han traspasado las fronteras de ilegalidad llevando al país hacia el descrédito nacional e internacional, y quién sabe si hacia la insolvencia económica".

Desde Foment se justifica que la decisión de la mayor parte de las cotizadas catalanas de cambiar su sede y abandonar Cataluña "es un reflejo claro del grado máximo de preocupación con el que se asiste, desde el ámbito empresarial, a un conflicto político muy serio y que nos interpela a todos para actuar con responsabilidad y rigor".

En el comunicado asegura que "Foment ha estado, está y estará siempre al servicio de las empresas de Catalunya, con el convencimiento de que sin empresas no hay país, y perderlas nos empobrece" y muestra su "máxima preocupación".

Recuerda la patronal que además de la salida de CaixaBank y Sabadell cada día se están produciendo otros cambios de sedes de las empresas "que podrían ser miles en una situación, como la actual, cuando sindicatos absolutamente minoritarios convocan continuamente huelgas generales destinadas a servir de base a la perturbación continuada del orden laboral y la vida ciudadana". 

Foment  explica así que es necesario afrontar este momento desde la legalidad que ampara la Constitución y el Estatuto de Autonomía. "Cualquier decisión que se tome al margen, sólo nos conducirá a todos a la pérdida de actividad económica y de tejido empresarial, y a un incremento de la tensión política e institucional –ahora ya muy elevada".

Normas
Entra en EL PAÍS