Liberbank lucha contra el efecto Cataluña y blinda su ampliación de 500 millones con más bancos

Los asesores son positivos con la operación pese al entorno adverso

La junta aprobará hoy el aumento de capital que se ejecutará antes del 30 de noviembre

Liberbank Ampliar foto

Los estrategas de la ampliación de capital de Liberbank se han encontrado un desalentador panorama bursátil, con la sombría tensión política en Cataluña y la sangría que ha provocado en el sector financiero. La entidad que pilota Manuel Menéndez, su consejero delegado, cayó la semana pasada un 5,2%, hasta los 0,74 euros por acción, que arrojan una capitalización de 690 millones.

La operación para captar 500 millones de euros que anunció el 6 de septiembre supone el 73% del actual valor en Bolsa de la entidad.

Pero, pese a la más que mejorable coyuntura, el banco nacido de las antiguas Cajastur, Caja Cantabria y Caja de Extremadura cuenta con el favor del mercado y sus dueños aprobarán la inyección de capital en la junta de accionistas extraordinaria que hoy celebrará.

Los asesores de Liberbank en primera línea de fuego se reunieron el jueves para analizar el estado de la cuestión. La buena noticia es que confirmaron que, salvo que ocurra una hecatombe, existen fuerzas de sobras para el asalto al mercado, según explican fuentes conocedoras del encuentro.

La venta de la cartera avanza a buen ritmo

  • La diferencia de la ampliación de capital, fuentes del mercado indican que la crisis catalana no ha movido ni un ápice la venta de la cartera inmobiliaria de Liberbank. La entidad espera cerrar la operación de forma inminente y para ello maneja solo dos posibles candidatos: Bain y KKR. Cerberus, quien adquirió en agosto la inmobiliaria Mihabitans a través de su filial Haya Real State por 85 millones, en los últimos días se ha caído de la terna finalista. En cualquier caso, el precio se cerrará en menos de 400 millones, lo que supone un descuento en el entorno del 50%.
  • Liberbank, por tanto, mantiene inalterados sus planes para comunicar al mercado la venta de 800 millones en activos adjudicados de forma inminente; un proceso paralelo a la junta de accionistas. La entidad dirigida por Manuel Menéndez ha ligado esta operación, llamada Invictus, a la ampliación. Una forma para convencer al mercado de que es una entidad completamente saneada y garantizarse el éxito a la hora de captar 500 millones.

LIBERBANK 0,43 0,05%

Alantra, el banco de inversión presidido por Santiago Eguidazu, ha sido contratado para detallar la estrategia de la entidad financiera, mientras que Deutsche Bank y Citi son los preaseguradores de la ampliación de capital. Estas dos últimas entidades están en proceso de búsqueda de otros compañeros de viaje para compartir el riesgo de la ampliación, como ocurre en todas las operaciones de este tipo.

8% es el ROE que quiere obtener en 2020

Un problema de la banca está en que su rentabilidad sobre fondos propios (ROE) suele ser inferior al coste de capital. La de Liberbank a junio era del 2,7%; el banco paga casi un 6,9% por sus bonos subordinados.

Fuentes financieras señalan que bancos estadounidenses están interesados en participar y que la firma del blindaje se realizará justo antes de la aprobación del folleto por parte de la CNMV. Es cierto, en cualquier caso, que el escenario es susceptible de deteriorarse y que la rúbrica solo se llevará a cabo si es posible cumplir el objetivo. También que su efecto estará condicionado a causas de fuerza mayor. Una de las mencionadas habitualmente es la que se refiere a la agravación de hostilidades cuando estas tengan un efecto sustancial adverso en los mercados de valores.

La CNMV ha otorgado a la entidad un escudo contra los inversores bajistas hasta el 30 de noviembre. Existe margen para aprobar el folleto de la colocación sin prisas ni necesidad de renunciar al mes habitual para que se complete un incremento de capital de este tipo, explican fuentes financieras.

Un problema de la banca está en que su rentabilidad sobre fondos propios (ROE) suele ser inferior al coste de capital. La de Liberbank a junio era del 2,7%; el banco paga casi un 6,9% por sus bonos subordinados.

En la ampliación que Liberbank ejecutó entre mayo y junio de 2014, por el mismo importe planteado ahora, aseguraron la operación, además de Citi y Deutsche, que también la pilotaron entonces, otros ocho bancos. Fueron BBVA, Santander, Société Générale, Ahorro Corporación, Banco Espírito Santo (hoy, Novobanco), JB Capital Markets, el banco estadounidense Keefe, Bruyette & Woods (KBW) y Nmás1 (Alantra). Una parte de estos aseguradores, a los que se prometió una comisión estándar del 2% del importe y otra discrecional del 0,5%, repetirá ahora.

La ampliación está cubierta en el 30% correspondiente a las participaciones de tres de los mayores accionistas de Liberbank: el hedge fund Oceanwood (12,6%), varios inversores mexicanos agrupados en torno a la familia Tinajero Flores (7,4%) y los Masaveu (5%). Todos ellos se han comprometido a acudir a a la operación por toda la participación que les corresponde; es decir, inyectarán 150 millones.

Las fundaciones de las antiguas cajas controlan un 43,8% y se han comprometido a acudir, aunque para hacerlo financiarán la suscripción de las nuevas acciones con la venta en el mercado de títulos antiguos de la entidad o de derechos de suscripción preferente. Darán entrada así a otros inversores institucionales interesados en entrar en el capital del banco.

En la junta de hoy, Liberbank aprobará además la reducción del nominal de las acciones, ahora en 0,9 euros por título para dejarlo en 0,02 euros. El nominal actual es superior a la cotización, y la Ley de Sociedades de Capital impide que se emitan títulos nuevos por debajo del nominal.

Liberbank se propone reducir la ratio de morosidad y que se sitúe hasta el 3,5% en 2019, desde el 11,3% de cierre de junio, y aumentar las coberturas de activos no productivos (créditos dudosos y adjudicados) al entorno del 50% desde el 40%. Otra de las misiones clave de Liberbank es elevar su rentabilidad sobre fondos propios (ROE) a más del 8% en 2020, frente al 2,7% de cierre de junio.

Normas