¿Hay alternativa a los ‘hedge funds’?

Ante la volatilidad de las Bolsas y la baja rentabilidad de los bonos, los inversores buscan otro camino

Inversión

La Bolsa americana encadena máximos, la Bolsa emergente y la japonesa son muy volátiles y Europa sigue con problemas políticos (brexit y Cataluña). Por otro lado, los bonos apenas pagan y los que pagan tienen más riesgo que rentabilidad a ganar. ¿Invertimos en hedge funds o en fondos Ucits de gestión alternativa?

Siempre que pienso en hedge funds me acuerdo de la apuesta ganada por Buffett: apostó 500.000 dólares contra hedge funds. Pidió hacerlo contra una cartera que al menos tuviera cinco fondos y a nueve años. El requisito de mínimo cinco hedge funds no es baladí pues Buffett reconoce que hay algunos gestores muy buenos, pero él cree que, en general, los hedge funds no aportan valor y mucho menos para las comisiones que cobran. El largo plazo de la apuesta también es importante. Cualquier fondo e incluso cualquier aficionado puede ganar al mercado un año e incluso dos. Pero a nueve o diez años, batir un índice bien diversificado por compañías y sectores es muy difícil, la media de los gestores activos no lo hace. La situación de mercado cuando se realizó la apuesta no era muy diferente de la de ahora, 2007 era un año de máximos. El resultado de la apuesta ya es conocido: los hedge funds elegidos dieron un 22% desde 2008 a 2016 y el fondo que replicaba al S&P 500 un 85%.

No voy a defender a ultranza los hedge funds, pero sí me gustaría llamar la atención sobre el comportamiento de los inversores tras pérdidas importantes. La apuesta la ganaba el que obtuviera la mayor rentabilidad final suponiendo que no se tocaban las inversiones y eso no tiene en cuenta el comportamiento de la mayoría de los inversores ante caídas importantes como la de 2008. Justo en 2008, primer año de la apuesta, la cartera de los hedge funds cayó un 24% que es mucho, pero el mercado sufrió una pérdida del 37% y eso es más de lo que soportan muchos inversores.

Como prueba de que el inversor huye de los mercados tras pérdidas abultadas solo hay que mirar las salidas de fondos pasivos de Bolsa en octubre de 2008 y las entradas en hedge funds en septiembre y octubre de ese año (su patrimonio tocó máximos). Desgraciadamente, a pesar de que los datos también demuestran el error que supone vender en malos momentos, los inversores, en general, siguen persiguiendo el producto que el año anterior fue mejor. Y eso que los inversores americanos ya están aprendiendo a no hacerlo.

El mal resultado de la industria de hedge funds de los últimos años se ha traducido en un descenso importante en su patrimonio. El patrimonio en gestión alternativa se está yendo a fondos líquidos y regulados. Dentro de los fondos de gestión alternativa accesibles a cualquier inversor hay muchos tipos: los hay que buscan el mismo resultado que la Bolsa pero intentando evitar fuertes caídas, y los que tienen objetivos más moderados, como batir la inflación.

Por muy alta que sea la valoración de la Bolsa mundial, dentro de 30 años su nivel será mayor. Muy probablemente también veremos el mercado más arriba dentro de 10. Por eso, si su horizonte temporal se lo permite, siga invirtiendo una parte de su cartera en fondos de Bolsa, con diversificación entre acciones, sectores y países y con la adecuada exposición a otras divisas.

No sabemos si un fondo de gestión alternativa existirá dentro de 30 años. Incluso aunque tenga 900 posiciones dependemos totalmente del gestor. Si es muy agresivo y se apalanca, el riesgo de que cierre es mayor.

Los inversores conservadores, o que necesiten el dinero antes de cinco años, no pueden invertir todo su patrimonio financiero en Bolsa. Otra parte limitada de su patrimonio se puede invertir en bonos. Los que pagan algo que compense gastos tienen riesgo, aunque no todo el mundo en el sector opina lo mismo, para mí, comparado con invertir en Bolsa, los bonos tienen un riesgo menor.

Además del high yield o bonos de alto rendimiento (ahora no es alto) ya hay fondos accesibles al inversor particular de bonos subordinados, bonos híbridos y convertibles contingentes. Con todo lo mal que suena la inversión en CoCos, invertir en fondos alternativos con bonitos nombres sin control puede resultar peor. Un inversor conservador con amplio horizonte temporal no puede dejar de invertir porque se acaba por descapitalizar. Diversifique entre fondos de Bolsa, de renta fija y de gestión alternativa, con control de volatilidad.

Marta Díaz Bajo es directora de Análisis de Fondos de atl Capital.

Normas