Fomento busca empresas para lanzar la relicitación de las autopistas quebradas

Saca a concurso los estudios de viabilidad económica y diseño de los pliegos

El plazo de explotación será de 25 años y está por decidir si se agrupan en uno o varios paquetes

Las radiales volverán a manos privadas
Cabina de peaje de la autopista radial 4.

El Ministerio de Fomento ha licitado dos contratos de servicios en busca de empresas especializadas que diseñen las reglas de la relicitación de las ocho concesionarias de autopistas quebradas, que suman 520 kilómetros en los que se mantendrá el pago directo por uso.

El departamento que lidera Íñigo de la Serna parece inclinarse por entregar de nuevo esas infraestructuras a manos privadas durante 25 años, haciendo caja para reducir en lo posible el impacto que tendrá sobre las cuentas públicas la reversión anticipada de esas concesiones y el obligado pago de la Responsabilidad Patrimonial de la Administración (RPA).

La primera adjudicataria tendrá que realizar un estudio de demanda y el esquema de tarifas para las carreteras de peaje Radial 2, Radial 3, Radial 4, Radial 5, M-12, AP-41, AP-36, Circunvalación de Alicante y Cartagena-Vera, las dos últimas de la AP-7. El presupuesto de licitación es de 252.000 euros y el plazo de ejecución será de cuatro meses.

El del estudio del tráfico estimado en los próximos años es un asunto básico para establecer el valor de los activos y el coste que tendrán que afrontar los usuarios. De hecho, el incumplimiento de las previsiones de tráfico fue una de las causas que tumbó las concesiones que ahora transitan el camino hacia la liquidación. En contra del equilibrio económico-financiero también pesaron los inesperados sobrecostes por expropiaciones y obras. Y no faltan quienes son críticos con el propio diseño de los trazados, en ocasiones poco atractivos para atraer usuarios, y la construcción de autovías paralelas libres de peaje.

Las carreteras afectadas son la Radial 2, Radial 3, Radial 4, Radial 5, M-12, AP-41, AP-36, Circunvalación de Alicante y Cartagena-Vera

El segundo concurso, valorado en 252.000 euros, busca ingeniería para la redacción de los pliegos y estudios de viabilidad económica para la licitación de las nuevas concesiones. Está abierto aún si se entregarán estos activos de forma conjunta o en varios paquetes, aunque fuentes de Fomento creen que la primera fórmula optimiza el valor de esas autopistas y cuenta con más opciones. Las mismas fuentes anticipan que no habrá más de dos paquetes en juego.

Se espera que gane el que ofrezca la mayor oferta económica, aunque también se tendrán en cuenta en los pliegos cuestiones como la tarifa o el mantenimiento del empleo.

Cómputo en el déficit

El Gobierno espera la liquidación de las concesionarias quebradas en el arranque de 2018. Según vayan revirtiendo a la Seittsa, que es la firma pública que ha recibido la encomienda de agruparlas y gestionarlas hasta su venta, se irá sumando la RPA de cada una de ellas al déficit público. Por ello resulta fundamental que la reversión y relicitación se produzca en el mismo ejercicio, con el fin de rebajar un impacto en el déficit que el propio Gobierno da por descontado.

La RPA debe fijarse en los seis meses siguientes a la liquidación. Con la cifra ya determinada, vuelve a correr un periodo de tres meses para el pago.

Las radiales de Madrid y demás carreteras acuciadas por la falta de tráfico durante la crisis saldrán a concurso sin deuda y sin riego del pago de expropiaciones. La nueva o nuevas concesionarias tendrán que cargar, eso sí, con el riesgo de demanda y muy probablemente con los 700 empleados que trabajan actualmente en ellas.

Las nueve carreteras de futura relicitación crecieron en tráfico a una media del 12,7% en el primer semestre. En cuanto a ingresos, la facturación conjunta fue de 100 millones en 2016.

Normas