Infraestructuras
Las concesiones en riesgo de liquidación Ampliar foto

Fomento busca "minorar al máximo" la factura por las radiales

De la Serna insiste en que será "muy difícil" alcanzar un acuerdo para la nacionalización

 El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha insistido esta tarde ante la Comisión de Fomento en el Congreso en que será "francamente complicado" alcanzar un pacto con los acreedores para la nacionalización de las ocho concesiones de autopistas que van hacia la liquidación.

 De la Serna ha afirmado que la prioridad es que las carreteras sigan en servicio, "por su interés para los ciudadanos", pero tratando de minimizar el impacto económico de la reversión de las citadas concesiones.

Pilares de la gestión que viene

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha esbozado esta tarde en el Congreso las grandes líneas de actuación de su departamento para la nueva legislatura "buscando amplias líneas de consenso".

Además de la búsqueda de un pacto en infraestructuras y política de transporte, al que pretende llegar en el primer semestre de 2017 con partidos políticos, comunidades autónomas, ayuntamientos, asociaciones empresariales y sindicatos, el titular de Fomento ha avanzado que se busca reforzar a Renfe Operadora ante la liberalización de 2020 con una posible integración con Adif.

También ha esbozado un plan de bonificaciones en autopistas para sacar el tráfico pesado de la red de autovías y prevé la creación de un clúster ferroviario y de un foro para la competitividad del transporte aéreo.

Otros objetivos declarados por el ministro son los de avanzar en la interconexión del AVE y los principales aeropuertos, existiendo fuerte demanda al respecto en el aeropuerto de Madrid-Barajas, o incrementar el protagonismo del tren en el transporte de mercancías.

Desde Fomento también se incidirá en la mejora de los sistemas de contratación pública en busca de minimizar las desviaciones presupuestarias a base de una mejora en los estudios de ingeniería.

En materia comercial, se seguirá apostando notablemente por el desarrollo y utilización del tren, con futuras ofertas comerciales especialmente para el colectivo joven de usuarios. De la Serna ha incidido en la necesidad de incrementar el uso de las infraestructuras y medios de transporte existentes, mientras promete el máximo rigor en la planificación atendiendo a criterios de rentabilidad económica y social.

 Buena parte de los 4.000 millones de deuda que cuelgan del ramillete de concesiones ha pasado de manos de los bancos a estar en poder de fondos buitre, lo que dificulta una salida negociada como viene intentándose desde 2012.

 El ministro ha recordado que la quiebra de las autopistas se ha producido en buena parte por el efecto de la crisis entre 2008 y 2012, que motivó un descenso medio del tráfico del 35% y superior, del 45%, en el caso de las carreteras quebradas. También han pesado como una losa los justiprecios para las expropiaciones que salieron de los tribunales, pagándose 2.200 millones por el suelo necesario para la construcción de las autopistas frente a los 400 millones previstos.

 Quebrado el equilibrio económico de las concesionarias, y a partir de la entrada en concurso, desde Fomento se ha recordado que es la Justicia la que marca los plazos.

 De la intervención del ministro esta tarde en el Congreso se da prácticamente por descontado que el Estado deberá pagar indemnizaciones por la reversión anticipada de estos peajes licitados entre 1998 y 2003. De la Serna asegura que no hay un cálculo aún para las indemizaciones en forma de Responsabilidad Patrimonial de la Administración (RPA): "Esta se calculará en cada caso hasta seis meses después de que sea declarada la fase de liquidez".

 Distintas fuentes anticipan que habrá litigios por el cálculo de la RPA. El Gobierno baraja cifras inferiores a los 2.000 millones, mientras el sector de la construcción habla de un rescate superior a los 5.000 millones.

 Un ramillete de peajes quebrados

 Las ocho concesionarias pendientes de la nacionalización son la M-12 Eje Aeropuerto de Madrid, las también madrileñas Radial 2, 3, 4 y 5; la autopista AP-41 entre Madrid y Toledo; la AP-36, que enlaza Ocaña y La Roda; la circunvalación de Alicante (Ciralsa), y Aucosta, peaje que va de la ciudad murciana de Cartagena hasta la almeriense de Vera.

 La deuda bancaria que cuelga de estas concesiones del Estado supera los 4.000 millones, a la que se suma otra comercial de 500 millones por obras demandadas por el propio Ministerio de Fomento. 

El anterior equipo de Ana Pastor diseñó y negoció un plan de rescate que convertía los créditos en bonos a 30 años tras una quita del 50%. Pese al visto bueno de los principales bancos nacionales, el acuerdo se estancó en lo que tocaba a algo menos de un tercio de la masa acreedora, en manos de bancos extranjeros.

 Sin pacto posible y con los concursos avanzando hacia la fase de liquidación, el tribunal número 6 de lo Mercantil de Madrid ha dado a Fomento una fecha límite, el 1 de julio de 2017, para la reversión de la concesionaria Accesos de Madrid, titular de las autopistas radiales 3 y 5.

 El ministro De la Serna ha abierto nuevas negociaciones con los acreedores de las concesionarias, en su mayoría fondos buitre, después de que los bancos colocaran sus créditos con quitas hasta del 70%. El titular de Fomento no ha escondido que el asunto tiene difícil resolución y que el objetivo del ministerio es que las carreteras sigan dando servicio a los ciudadanos

PSOE y Ciudadanos se oponen a un avance en la privatización de Aena

Dos de los grupos clave en la gobernabilidad del país en la presente legislatura, PSOE y Ciudadanos, han marcado líneas rojas al Ministerio de Fomento en lo que toca al avance en la privatización de Aena.

Representantes de ambos partidos han señalado su oposición, en la reunión de la Comisión de Fomento celebrada esta tarde, a que el Estado pierda el nivel del 51% en el capital del operador aeroportuario "por el carácter estratégico del sector aéreo", ha recordado el representante socialista César Ramos. También se ha criticado la venta del 49% en una OPV en 2015 a un precio, 58 euros, que se revalorizó un 20% en la primera sesión de negociación y que hoy supera los 130 euros.

A pesar de que no hay una decisión tomada, los globos sonda sobre una posible nueva colocación de Aena sobrevuelan las primeras semanas de gestión del ministro Íñigo de la Serna. Una de sus primeras decisiones fue respaldar la permanencia de José Manuel Vargas como presidente de Aena, partidario de dar nuevos pasos en la privatización de una compañía pública de alto rendimiento por dividendos, que presenta cifras récord en beneficios y operaciones, y que afronta en estos momentos la aprobación del narco tarifario a cinco años vista.

La "vital" Ley de Contratos

Desde Ciudadanos también se ha sido crítico con la tramitación por la vía urgente de la transposición de tres directivas a la Ley de Contratos del Sector Público. Y se ha puesto de manifiesto que la quiebra de autopistas ha respondido a una "nefasta programación e irresponsabilidad".

El grupo Podemos ha ido más lejos y ha citado a Ferrovial, Sacyr o Abertis como algunas de las beneficiadas por el futuro rescate de unas autopistas "que contaban con numerosos informes desfavorables sobre las previsiones de tráfico".

Buena parte de las intervenciones de la oposición en la Comisión de Fomento han versado sobre el rescate de las concesionarias de autopistas, ante lo que Íñigo de la Serna ha recordado que aún no es momento de calcular un hipotético pago de la Responsabilidad Patrimonial de la Administración (RPA).

Normas
Entra en EL PAÍS