Reino Unido admite que la subasta de espectro 5G, clave para Telefónica, se retrasará

El regulador critica las demandas planteadas por BT y Three

En el mejor de los casos, la subasta empezaría en enero

Tienda de O2.
Tienda de O2.

Ofcom, el regulador británico de las telecomunicaciones, ha cargado con las acciones legales iniciadas por BT y Three que van a retrasar la subasta de espectro para 4G y 5G en Reino Unido. Ambas telecos no están de acuerdo con las limitaciones de frecuencias impuestas por las autoridades reguladoras (un 37% del total del espectro en el país). La licitación es clave para Telefónica, dentro de sus planes para colocar O2 en Bolsa.

La consejera delegada de Ofcom, Sharon White, en una carta abierta publicada en Financial Times, alude por primera vez directamente a estos litigios, y califica de “ataque de amplio alcance” el movimiento de O2. Ofcom señala que la vista empezará en el Alto Tribunal el 5 de diciembre y se extenderá tres días. La justicia deberá pronunciarse en enero. Si gana Ofcom, la licitación de espectro podría comenzar, pero si se impone BT, la subasta probablemente se retrasará varios meses.

En términos generales, White advierte de que estos procesos legales suponen una amenaza para el futuro de la economía británica y del desarrollo del 5G, y advierte de que Reino Unido podría quedar por detrás de otros países como China, EE UU, Corea del Sur e Italia, donde ya han empezado las pruebas con la nueva tecnología móvil. “Nosotros planeábamos ejecutar la licitación de espectro este mismo año, ahora veremos la decisión de los tribunales en diciembre”, dijo White.

La subasta de espectro tiene una gran relevancia para Telefónica. Por un lado, suponía la mayor licitación que el grupo tenía en los distintos países este año. Por otro, el nuevo espectro es uno de los factores claves en la posible colocación en Bolsa de parte del capital de O2. La transacción tiene como objetivo reducir deuda, situada a final del primer semestre en 48.500 millones de euros.

En cualquier caso, no es el único factor. Telefónica tendrá en cuenta aspectos como la situación de los mercados así como el apetito de los inversores. La teleco no tiene ahora prisa en la desinversión, dada su estrategia para reducir deuda por la vía orgánica, apoyada en la generación de caja.

Normas