Reino Unido abre el proceso de la subasta de espectro 5G, la mayor del año para Telefónica

Ofcom publica los pliegos de la licitación

El regulador impone limitaciones a BT y Vodafone

Tienda de O2, filial de Telefónica.
Tienda de O2, filial de Telefónica.

Reino Unido ha abierto hoy el proceso para la gran subasta de espectro móvil, ya con la vista en el futuro 5G, con la publicación de los pliegos y de la disponibilidad de frecuencias. Para Telefónica, esta licitación será la mayor que tenga que afrontar durante este año.

Uno de los puntos principales ha sido la decisión del regulador Ofcom de introducir limitaciones a BT (con su filial Everything Everywhere) y Vodafone en la compra de frecuencias en la subasta, dada la posición que ya tienen en la posesión de espectro. De esta forma, ningún operador podrá tener más de un 37% del espectro nacional disponible en el año 2020.

En la actualidad, BT cuenta con un 45% del espectro, por un 28% de Vodafone. O2, filial de Telefónica, tiene un 15%, por un 12% de Three, filial de Hutchison. El límite establecido, no obstante, es inferior al que habían pedido O2 y Three, que reclamaban un máximo de entre el 30% y el 35%.

Three no descarta presentar una demanda contra Ofcom por los términos de la subasta, según señalan distintos medios británicos, lo que implicaría un posible retraso para la culminación de la licitación. El regulador defiende que el citado límite del 37% es apropiado, y recuerda que la filial de Hutchison amplió sus frecuencias disponibles tras comprar un operador de banda ancha en Reino Unido, que le daba acceso a distintos bloques de frecuencias de la banda de 3,4 GHz.

En términos generales, Ofcom ha señalado que el espectro es una fuente vital para el crecimiento de la economía británica. “Hemos diseñado la subasta para asegurar que la gente y las empresas continúan beneficiándose de la fuerte competencia entre operadoras de servicios móviles”, ha señalado Philip Marnick, responsable de espectro de Ofcom.

El regulador va a subastar 40 megahertzios de la banda de 2,3 GHz u 150 megahertzios de la banda de 3,4 GHz, que tendrán una gran importancia de cara al futuro 5G. De momento, Ofcom ha abierto un periodo de consulta pública hasta el próximo 14 de agosto, y el objetivo pasa por la ejecución de la propia subasta entre octubre y noviembre.

Para Telefónica, la subasta de espectro del Reino Unido es la mayor que va a tener que afrontar este año en términos de inversión. Estos activos son claves para O2, y más en un momento en el que la operadora española tiene planes para colocar en Bolsa parte del capital de su filial británica dentro de sus planes para reducir deuda.

La pasada semana, José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, señaló en una entrevista en Financial Times que la operadora busca mejorar su posición competitiva en Reino Unido. “Estamos preparados para participar activamente en la subasta de espectro”, señaló.

A su vez, Mark Evans, consejero delegado de Telefónica UK, ha afirmado hoy que “la decisión de Ofcom no llega a cubrir nuestras expectativas, pero ahora lo importante es que la subasta se lleve a cabo lo antes posible y que las operadoras accedan al espectro y lo desplieguen en beneficio de los consumidores, las empresas y en última instancia, del país en su conjunto”.

Normas