XX Congreso Nacional de la Empresa Familiar

El optimismo empresarial toca máximos desde la crisis

Las empresas familiares califican con 6,2 puntos la actual situación económica

El 68% prevé aumentar sus niveles de empleo en los próximos tres años

El presidente del Instituto de la Empresa Familiar, Ignacio Osborne, pronuncia la conferencia inaugural del XX Congreso Nacional de la Empresa Familiar, "Innovación para un futuro humano".
El presidente del Instituto de la Empresa Familiar, Ignacio Osborne, pronuncia la conferencia inaugural del XX Congreso Nacional de la Empresa Familiar, "Innovación para un futuro humano". EFE

Frente a la incertidumbre política generada tras el 1-0 en Cataluña, que puede derivar en una declaración unilateral de independencia de España, los empresarios presentan un contexto económico idílico. El PIB y el empleo llevan creciendo tres años seguidos por encima del 3% y la demanda externa, especialmente desde la zona euro, se está recuperando tras varios años de debilidad. Un escenario macroeconómico muy favorable que ha dado lustre a las cuentas de resultados de las compañías y a sus expectativas para los próximos tres ejercicios.

Esa es la principal conclusión de la encuesta interactiva que se ha realizado esta mañana a los 500 empresarios familiares que han acudido a la inauguración del XX Congreso Nacional de la Empresa Familiar en Toledo. Preguntados sobre la actual situación económica, los empresarios la han puntuado con 6,22 puntos, lo que supone el nivel más elevado desde que estalló la crisis económica en España y casi un punto por encima de lo registrado en 2015 y 2016. Tradicionalmente, esta encuesta incluía también una pregunta sobre la situación política actual, que mostraba la divergencia entre ambas expectativas y que este año no ha sido formulada.

Ocho de cada diez empresas elevará su inversión en los próximos tres ejercicios

El optimismo empresarial no solo se ciñe al próximo ejercicio, sino que se amplía hasta 2020. En concreto, el 73% de los encuestados prevé un aumento de la cifra de ventas para 2018 (14 puntos más que en la encuesta del ejercicio anterior), un 24% espera resultados similares y tan solo un 3% prevé peores resultados. Estos porcentajes son incluso superiores si el período se extiende a 2020. En este caso, el 84% de las empresas prevé una mayor facturación para ese trienio y solo un 2% augura caídas de ventas.

La euforia de las empresas se modera a la hora de valorar cómo será la creación de empleo. De hecho, el 82% considera que la evolución de la economía española en el corto y medio plazo se traducirá en “un moderado aumento de la actividad con una limitada creación neta de empleo”, a lo que hay que sumar un 11% que apunta a un crecimiento frágil de la actividad sin creación neta de empleo y un 7% que prevé un aumento rápido de la actividad con una intensa generación de puestos de trabajo. Preguntados por las perspectivas de empleo para los tres próximos años, el 68% prevé incrementar la plantilla, el 25% augura que no cambiará y solo el 7% augura destrucción de puestos de trabajo.

El 25% de los encuestados reconoce que no ha tenido que recurrir a financiación bancaria para seguir creciendo

En este contexto de crecimiento de la actividad y el empleo, las empresas están dispuestas a seguir creciendo mediante inversiones en 2018 y en los dos siguientes ejercicios. Ocho de cada diez empresas encuestadas aseguran que van a seguir invirtiendo en el próximo trienio y muchas de ellas van a probar otras vías alternativas para financiar las inversiones a la de la banca. Uno de cada cuatro empresas familiares consultadas asegura que no ha recurrido al endeudamiento bancario, ocho puntos por encima de lo registrado en la pasada edición.

Normas