Cómo cubrir el riesgo divisa al invertir

La forma más correcta es la de los fondos que cubren cada posición en divisa

Cómo cubrir el riesgo divisa al invertir

Este año la Bolsa americana con dividendos reinvertidos gana más de un 12%, sin embargo aquellos inversores que estén en Bolsa americana con el dólar sin cubrir, pierden dinero. En 2017 el euro se ha apreciado frente a la mayoría de las divisas (libra, yen, franco suizo y muchas emergentes). Esto ha despertado el debate sobre si a largo plazo es mejor invertir con divisas cubiertas o no. Decida lo que decida, si invierte a través de fondos de inversión lo tendrá fácil, porque existen diferentes clases que permiten comprar el mismo fondo cubierto y sin cubrir. Eso sí, hay que tener cuidado porque algunos fondos realizan un tipo de cobertura que puede ser peligrosa, lo veremos más adelante. De momento voy a intentar responder a la pregunta ¿cubrimos el riesgo divisa en nuestras inversiones?

Algunos gestores americanos suelen recomendar no cubrir argumentando que a largo plazo las divisas aportan valor y en el corto diversificación. El caso de los inversores americanos es diferente al de los inversores de la eurozona, porque el dólar es la mayor divisa en los mercados globales (alrededor del 60% en bolsa mundial y el porcentaje es incluso mayor en el mercado de renta fija). El euro, por el contrario, tiene un peso mucho menor en los mercados, no llega al 15%. Así que invertir globalmente, sin cubrir, supone tener un porcentaje mínimo en nuestra divisa.

Teniendo en cuenta que divisas fuertes como el dólar, la libra o el yen, han sufrido depreciaciones frente al euro superiores al 20% en algunos periodos de su corta historia, parece arriesgado tener la mayor parte nuestras inversiones financieras en monedas distintas de la nuestra. Además es un activo cuyo comportamiento es difícil de predecir incluso a largo plazo.

No obstante es verdad que tener otras divisas es una fuente de diversificación (el franco suizo y el dólar suelen actuar como activos refugio) y pueden aportar rentabilidades adicionales interesantes. Pero mi recomendación es limitar la posición en otras divisas en función de nuestra tolerancia al riesgo. Un inversor conservador debería tener al menos un 80% en euros, pero hasta un inversor arriesgado debería tener al menos un 50% de sus inversiones financieras en su divisa (salvo los que viven en algún país emergente con inflación poco estable).

Lamentablemente la información que algunas entidades financieras ofrecen a sus clientes sobre su exposición a divisas es poco detallada y a veces confusa. Lo que más suele confundir son los fondos denominados en dólares (se suscriben y reembolsan en dólares) pero no tienen riesgo dólar o no el 100%. Esto pasa con muchos fondos de renta variable global o emergentes de gestoras extranjeras.

Casi todos los fondos de gestoras internacionales tienen clases que cubren divisa, pero no todos lo hacen de la misma manera. La forma que a mí me parece correcta es la que cubre cada posición en divisa no euro al euro, esto es lo que hace el índice cubierto más usado para medir la evolución de la bolsa mundial (MSCI World EuroHedge).

El otro tipo de cobertura, el que yo considero peligroso, cubre todo el patrimonio del fondo de dólares a euros, independientemente de la exposición real a dólar que tenga la cartera del fondo. Esto hace que en muchos casos se sobre cubra el dólar (es decir el inversor se queda vendido de dólar). Y además no cubren el resto de divisas.

¿Quién cubre de esta forma y por qué? Varias gestoras americanas que quieren ofrecer a los europeos una rentabilidad parecida a la de sus clientes estadounidenses y también, no sé por qué, algunas suizas. Esto no sería un problema si el inversor lo conociera, podría utilizar la variedad de fondos y clases existentes para tener el riesgo divisa que desee, incluso para quedarse vendido de dólar, si le viene bien.

Las clases de fondos que cubren de esta curiosa manera suelen hacerlo muy bien en años como éste, con fuerte depreciación del dólar, pero no es mérito del gestor, es por el tipo de cobertura. Esta clase de fondos lo harán mal cuando el dólar se aprecie. Para evaluar la habilidad del gestor se debe mirar la clase sin cubrir frente al índice sin cubrir.

He notado interés por estas clases al mismo tiempo que el inversor preguntaba cómo invertir en dólar (porque a 1,20 lo veía bien). Si no se lo explican, el inversor no sabe que puede estar vendiendo dólar en un fondo y comprando en otro y al final no tener la exposición deseada, con ineficiencia de costes (por cobertura y comisiones). Por favor, pregunte a un asesor.

Pregunte a su entidad la exposición que tiene a divisas. Pregunte si los fondos que tiene cubren o no y el tipo de cobertura que utilizan. Deben responderle con precisión.

Marta Díaz-Bajo es responsable de análisis de fondos de ATL Capital

Normas
Entra en El País para participar