El BCE, Economía y el Banco de España reclaman fusiones europeas

El objetivo: mejorar así la eficiencia, la rentabilidad y "evitar porblemas del pasado"

Alonso (BdE) y el sector reclaman alguna fusión más en España

banca
La presidenta del Mecanismo Único de Supervisión MUS.

La presidenta del Mecanismo Único de Supervisión (MUS), Daniėle Nouy, como el subgobernador del Banco de España, Javier Alonso, y el ministro de Economía, Luis de Guindos han reclamado fusiones transfronterizas para reducir la capacidad instalada de la banca y mejorar así la eficiencia y rentabilidad de la banca. También piden uniones de bancos nacionales. Las principales entidades financieras también creen que se producirán nuevas operaciones corporativas a medio plazo. El mapa bancario no está cerrado.

Nouy afirma que esta vía permite a las entidades financieras ser más rentables y reducir también el peso del sector en la economía europea. En su opinión, algunos bancos tienen que salir del mercado porque no son capaces de generar suficientes beneficios, por lo que deben dejar de existir o fusionarse con otros bancos, ha resumido la responsable del MUS en la inauguración de un encuentro financiero organizado en Madrid por el diario Expansión y KPMG

“El chocolate es muy bueno en pequeñas dosis, pero nocivo si se toma en exceso”, ha puesto como ejemplo para añadir que en Europa, los activos totales de los bancos suponen el 280% del PIB, frente al 88% de EEUU, con una economía menos dependiente de la financiación bancaria.

"Se necesitan bancos valientes que quieran conquistar un nuevo territorio", ha dicho Nouy, para insistir en la necesidad de que haya fusiones entre entidades europeas, algo por lo que también ha apostado una vez más el Banco de España, con la intervención de su subgobernador, y el ministro de Economía, encargado de clausurar las jornadas.

Los tres, sin embargo, reconocen las dificultades de estas operaciones tanto por el idioma, por la cultura o por la diferencia legislativa. De ahí que coincidan en que aún no se hayan producido prácticamente operaciones bancarias entre entidades de diferentes países del Viejo Continente.

Ante esta dificultad Alonso reclama alguna fusión más en España tanto para mejorar la rentabilidad de estas entidades como ante los nuevos retos de la digitalización, la competencia de las fintech o ante las nuevas emisiones anticrisis que deben colocar en un mercado desconocido para la banca más pequeña. A lo que se añaden aún la presión en los márgenes de los bajos tipos de interés. 

Afirma que en la actualidad la rentabilidad de los bancos españoles se sitúa en el 5%, ligeramente por encima de la media europea, pero aún lejos del 10% del coste de capital. Nouy también ha incidio en este mensaje. Cree que hay bancos que "no ganan lo suficiente para pagar sus costes de capital. Necesitamos reducir el número de bancos para no cometer los errores del pasado. La competencia significa que no todos pueden ganar y algunos deben salir del mercado para evitar que la economía no esté sometida al sector", ha declarado.

Guindos también cree que hay capacidad para más fusiones, aunque reclama uniones entre bancos transfronterizos.

Ante esta demanda, el propio sector, a través del representante de la patronal bancaria, AEB, José María Roldán, ha pedido que se complete cuanto antes la unión bancaria europea, convencido de que sólo así dejará de haber fronteras y será más fácil que haya grandes fusiones.

Guindos también ha reclamado no sólo reforzar la unión bancaria, sino también la unión fiscal y política en la zona euro, después de mostrar su confianza en que Cataluña seguirá siendo
parte de España, la Unión Europea y el euro.

El número dos de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, recordó que la prioridad de su entidad es cerrar la integración del portugués BPI, aunque no dejará de analizar las oportunidades de compra que surjan, pues ha reconocido también que aún hay espacio para la consolidación en Europa y en España.

El consejero delegado de Santander España, Rami Aboukhair, también apuesta por nuevas fusiones en la banca española, pese a la protagonizada por Santander, que el pasado 7 de junio compró Popular por un euro, y la fusión aprobada el pasado 14 de septiembre entre Bankia y BMN. 

Solo el consejero delegado de Sabadell, Jaime Guardiola, cree que la consolidación del sector está prácticamente acabada, aunque no descarta alguna nueva operación, y se ha mostrado cómodo con el tamaño de la entidad, pese a que tiene vocación de crecer. 

El consejero delegado de ING en España y Portugal, César González-Bueno, ha destacado los avances de la banca española en el proceso de digitalización, que ya "ha empezado a dar resultados" y que obliga a su entidad a "reinventarse" y encarar una segunda fase "más
profunda" en esa transformación.



Normas