La amenaza de Turquía a Irak lleva al Brent a máximos de julio de 2015

El barril de referencia en Europa supera los 59 dólares

El Brent se anota una revalorización del 30% en los últimos tres meses

kurdistan
Un niño kurdo monta en una bici decorada con banderas kurdas frente a un centro electoral en Erbil, en la región autónoma del Kurdistán iraquí. EFE

El barril de petróleo Brent, de referencia en Europa, se anotó una subida del 3,8% hasta situarse en niveles máximos desde julio de 2015, en los 59,02 dólares. El Texas, de referencia en Estados Unidos, superó los 52 dólares, niveles que no registraba desde hacía cuatro meses.

Tras la subida se encuentra el mensaje transmitido por los miembros de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) que han incidido en que los recortes acordados a la producción están funcionando. “El mercado está moviéndose hacia un mayor equilibrio”, explicó el ministro ruso de Energía, Alexandr Nóvak, el viernes. Junto a la OPEP, también juegan a favor del alza las últimas previsiones de la Agencia Internacional de la Energía de que la demanda global de oro negro subirá más de lo esperado.

El petróleo también está cotizando al alza la amenaza de corte de suministro del petróleo procedente del Kurdistán iraquí. El Gobierno de Turquía amenazó ayer con el cierre del oleoducto por el que Iraq exporta crudo hacia Europa a través de territorio turco.

La amenaza de Turquía llega el mismo día en el que el Kurdistán iraquí celebró un referéndum de independencia. Se trata de un territorio que cuenta con autonomía desde la década de los noventa, si bien ha contado con el rechazo de la comunidad internacional para la celebración de la consulta.

En el plano empresarial, BP reiteró ayer que la OPEP debería prorrogar los recortes de la producción para reequilibrar el mercado mundial. Una prórroga que se sumaría, según la directiva de BP Janet Kong, a las compras de petróleo que está realizando China para controlar el exceso de oferta y situar el barril de Brent en los 60 dólares en 2018.

Además, un informe publicado por Moody’s pronostica una ralentización del crecimiento de la industria petrolera y gasística el próximo año. La agencia de rating ha eliminado su perspectiva positiva sobre el sector situándola en estable, al entender que la industria ya acumula en lo que va de año una importante subida y que ya no hay margen para más recorrido alcista. Moody’s asume un precio medio para el barril de Brent de 50 dólares para 2018.

Normas