El lado bueno para el mundo del exagerado gasto sanitario de EE UU

Las farmacéuticas invierten dinero en descubrir fármacos porque pueden ganar mucho en el país

Su mercado supone casi el 40% de las ventas de fármacos mundiales de todo el mundo

El lado bueno para el mundo del exagerado gasto sanitario de EE UU

América gasta una cantidad absurda de dinero en la asistencia sanitaria –en torno al 18% de su PIB, casi el doble que la mayoría de países ricos. Para los consumidores los costes pueden ser gigantescos. Para la humanidad, sin embargo, puede haber un lado bueno, con la proliferación de nuevos tipos de terapias.

Economistas, agentes de la industria, supervisores y otros observadores discrepan sobre cuánto realmente debería costar desarrollar un nuevo fármaco. Investigadores de la Universidad de Tufts calculan que unos 2.600 millones de dólares.

Véase Alnylam Pharmaceuticals. La compañía, valorada en 10.000 millones, ha empleado 15 años y más de 1.500 millones en desarrollar fármacos que silencien los genes. La empresa tuvo mala suerte con el I+D. Pero Alnylam siguió avanzando, y compró una empresa rival.

Su día ha llegado. Un fármaco contra una enfermedad rara y fatal parece sorprendentemente eficaz y seguro. Eso ha elevado en 3.000 millones la capitalización de mercado del fabricante.

Novartis recibió la aprobación este verano para modificar las células inmunes de los pacientes y reconocer y matar una forma de leucemia. Sus rivales están tratando de comercializar sus propios tratamientos de inmunoterapia para otros tipos de cáncer. Y numerosas empresas están experimentando con terapia génica para curar enfermedades hereditarias como la hemofilia.

Una razón por la que las farmacéuticas invierten dinero en descubrir nuevos fármacos es que saben que pueden ganar mucho en EE UU con una nueva terapia. El fragmentado mercado, con precios no regulados y la incapacidad del Gobierno para negociar, implica poca restricción en los precios. Alnylam probablemente puede cobrar 500.000 dólares anuales por paciente por su medicamento.

EE UU supone casi el 40% de las ventas de fármacos mundiales de todo el mundo. Sin embargo, representa menos del 5% de la población. Los países pobres sesgan esas cifras, pero sigue siendo mucho. América terminará teniendo que reducir el gasto sanitario. Hasta entonces, los pacientes de todo el mundo pueden disfrutar de más nuevos medicamentos de lujo.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Normas