La reducción del balance de la Fed podría hundir el barco fiscal

El banco central de EE UU comenzará a reducir su balance financiero el mes que viene

El momento es arriesgado, con los legisladores dispuestos a discutir sobre la financiación pública y el techo de la deuda

Janet Yellen, presidenta de la Fed, el jueves en Washington (EE UU).
Janet Yellen, presidenta de la Fed, el jueves en Washington (EE UU).

La Reserva Federal va a navegar por aguas desconocidas. El banco central de EEUU comenzará a reducir su balance financiero, de 4,5 billones de dólares, el mes que viene. El momento es arriesgado, con los legisladores dispuestos a discutir sobre la financiación pública y el techo de la deuda. La reducción de la cartera de la Fed también rebajará los casi 92.000 millones que envió al Tesoro el año pasado, lo que añadirá presiones presupuestarias.

La Fed dejará gradualmente de reinvertir los ingresos de los reembolsos de bonos del Tesoro y de valores respaldados por hipotecas, permitiendo reducir hasta 30.000 millones en activos el balance en los primeros tres meses. Después, la cartera podría reducirse en 150.000 millones cada trimestre. El economista Peter Ireland, de Boston College, considera que la reducción del balance es, en última instancia, equivalente a elevar los tipos de interés.

Además, este giro sin precedentes coincidirá con otro enfrentamiento fiscal en el Congreso. A principios de este mes, los legisladores aprobaron retrasar tres meses la fijación de la financiación del Gobierno para 2018 y elevar el techo de la deuda federal, de 20 billones de dólares. La nueva fecha es el 8 de diciembre. Si no hay un acuerdo para entonces, el Gobierno podría cerrar parcialmente y empezaría la marcha atrás hasta un posible default gubernamental.

Mientras, el déficit de EE UU continúa creciendo. Se calcula que alcanzará los 693.000 millones de dólares este año, un salto del 18% desde 2016, según la Oficina de Presupuestos del Congreso. La reducción del balance de la Fed podría empeorarlo. Sus remesas para el Tesoro han superado los 90.000 millones al año, pero una cartera menor significará menos ingresos por intereses. Antes de la crisis, el balance de la Fed era inferior a 1 billón de dólares y en 2008 el banco central sólo envió unos 32.000 millones al Tesoro.

El Congreso ya tuvo que incrementar inesperadamente los gastos de 2017 en 15.000 millones debido al huracán Harvey, y se necesitarán más para la reconstrucción tras Irma. Por muy claramente que haya telegrafiado la Fed sus movimientos políticos, todavía podría hundir el barco fiscal.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías.

Normas