El chileno Luksic y nuevos fondos demandan a la UE por Popular

El grupo chileno, que tenía el 3,45% del banco, recurre contra la JUR y la CE

B. Cremades & Asociados plantea una compensación de 2,57 euros por acción

banco popular
Sede de Banco Popular.

La batalla judicial en torno al colapso de Banco Popularsigue fraguándose. Nuevos accionistas clave de la entidad fallida, que incluyen a fondos de inversión representados por el despacho B. Cremades & Asociados, o el grupo Aeris Invest, propiedad de la familia chilena Luksic, acaban de anunciar que han emprendido acciones legales ante la justicia europea contra las autoridades comunitarias.

En concreto, el grupo Aeris ha presentado un recurso contencioso administrativo contra la Junta Única de Resolución (JUR) y la Comisión Europea (CE) ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE).

El grupo chileno poseía un 3,45% de las acciones de Banco Popular, lo que le convertía en uno de los mayores accionistas aunque por debajo de la sindicatura de accionistas. Los Luksic perdieron toda su inversión cuando la entidad fue intervenida y vendida a Banco Santander por un euro simbólico el pasado 7 de junio.

Ya el pasado 21 de junio, el grupo del magnate chileno presentó un recurso contra el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancario (FROB) que fue quien ejecutó el mandato de las autoridades europeas y adjudicó la entidad al mejor, y en este caso único, postor.

En su reclamación contra las decisiones de las autoridades europeas, Luksic asevera que la decisión infringe numerosos principios y normales legales. Aeris critica que no se hayan hechos públicos todos los motivos de la Junta Única de Resolución (JUR) o que la crisis de la entidad fuera causada por las declaraciones de su responsable de que Popular estaba bajo vigilancia.

También considera que no se analizaran alternativas menos lesivas para los intereses de los accionistas a los que dejó sin propiedad acordando la resolución y venta a Santander sin una valoración adecuada o buscando maximizar el precio de venta.

El grupo considera además que el uso del Mecanismo Único de Resolución (MUR) imponiendo a los accionistas las primeras pérdidas sin tomar en cuenta medidas menos restrictivas sobre su inversión supone una lesión del derecho de propiedad de manera “desproporcionada”.

El recurso de Cremades

En paralelo, el despacho B. Cremades & Asociados, en representación de otros grandes clientes, ha presentado un segundo recurso ante el TJUE contra la CE y la JUR, a la que también acusan violar sus deberes de confidencialidad sobre la entidad.

Desde el bufete consideran que “los bonistas deberían recibir el 100% del nominal de su inversión y los accionistas una compensación de 2,57 euros” por título, aunque solicitan una indemnización mínima equivalente al precio de cotización de los instrumentos de capital de Popular a 22 de mayo de 2017 (cuando la acción cotizaba a 0,696 euros).

Normas