Hawkers
Interior de la tienda de la tienda de Hawkers en Madrid.

Así es la primera tienda física de Hawkers

El fabricante español de gafas elimina el pago en efectivo y se abre al bitcoin

Los clientes accederán a descuentos a través de los videojuegos

La startup española Hawkers da el salto al mundo offline. La empresa, fundada por cuatro jóvenes emprendedores y que ha logrado facturar 60 millones de euros en 2016, abre su primera tienda física, rompiendo la que ha sido hasta ahora su política comercial de vender solo online. La firma de gafas de sol había basado hasta ahora toda su estrategia de publicidad en redes sociales, pero ahora evoluciona su modus operandi y abre un establecimiento en la céntrica Calle Carretas, junto a la Puerta del Sol de Madrid.

La nueva tienda de este ecommerce promete “innovadoras experiencias más allá de la compra”, siempre pensando, dice, en su público joven. “Es el primer establecimiento de moda que ha eliminado el efectivo como forma de pago y pronto se podrá pagar también en bitcoins”, aseguran los responsables de Hawkers. Otra novedad de la tienda de Sol es una zona de videojuegos Arcade, donde los usuarios podrán desbloquear descuentos o regalos al superar retos, como, por ejemplo, llegar al máximo nivel en el PacMan de su máquina Arcade.

La compañía planea abrir más tiendas en el futuro (su consejo ha aprobado abrir hasta seis), aunque solo desvela la ubicación que tendrá la próxima, que será en Roma. Sí advierten que ningún establecimiento será igual y que todos ofrecerán “experiencias que valdrán la pena”.

Visión exterior de la tienda, situada en la calle Carretas de Madrid.
Visión exterior de la tienda, situada en la calle Carretas de Madrid.

“Con la tienda física queremos ofrecer a nuestros clientes una experiencia más tradicional y sensorial con la marca”, continúa Francisco Pérez, socio y director general del grupo Hawkers, que asegura que pretenden que la tienda sea “una prolongación” de su web. Hawkers vende hoy gafas en más de 50 países y cerró el pasado año con más de 4,5 millones de gafas vendidas.

La tienda, cuya inauguración estaba inicialmente prevista para finales de julio, ha sido diseñada por el estudio creativo valenciano CuldeSac y tiene 150 metros cuadrados repartidos en tres plantas, donde se mezcla mármol y acero inoxidable. “Queremos que la tienda no solo sea un punto de venta, sino también de encuentro para los clientes y la marca”, añade David Moreno, cofundador de la compañía.

Hawkers, que se convirtió el pasado julio en la primera empresa española en vender a través de Twitter, ha fichado durante los últimos meses talento de Apple, Luxottica, Desigual y Parfois para profesionalizar más su negocio. Hawkers también venderá gafas graduadas. La empresa captó 50 millones en 2016, en una ronda liderada por los fundadores de Tuenti y por O'Hara Financial, el fondo del venezolano Alejandro Betancourt.


Normas
Entra en EL PAÍS