King & Wood Mallesons deberá pagar más de un millón de euros a sus exempleados en Londres

Los 288 demandantes recibirán una compensación porque la firma no realizó el período de consultas previo a sus despidos

KWM entró en concurso de acreedores a principios de año

El despacho King & Wood Mallesons (KWM) deberá pagar más de un millón de euros a sus exempleados en Londres. Así lo ha decidido un tribunal laboral británico ante la acción legal emprendida por los extrabajadores de la firma. El pleito se inició durante la crisis del despacho en Reino Unido a principios de año, que obligó a la firma a declararse en concurso para liquidar la sociedad y convertirse en KWM EUME LLP para volver a operar.

En ese momento, según recogen medios anglosajones, la firma no realizó el proceso formal de consulta de 45 días preceptivo antes de llevar a cabo los despidos. La normativa británica establece que las empresas deben realizar una consulta formal cuando pretenden despedir a más de 100 trabajadores al mismo tiempo Sin embargo, KWM no lo hizo a pesar de que despidió a 600 personas a principios de este año cuando entró en concurso.

Tal y como señalan los medios anglosajones, hace apenas un mes los exempleados estaban dispuestos a aceptar una oferta de seis cifras hecha por parte de los administradores concursales de la empresa, rechazando así acudir al tribunal laboral.

Si el acuerdo hubiera salido adelante, los trabajadores habrían recibido casi 800.000 libras en vez del millón de libras que finalmente les ha sido concedido. Cada uno de ellos ha obtenido en definitiva, el equivalente a ocho semanas de salario.

Un resultado que su abogado, Alistair McArthur de Herrington Carmichael, ha calificado de éxito: "Hoy estamos encantados de devolver un resultado positivo para un grupo de exempleados de la rama londinense de lo que era King & Wood Mallesons. Los 288 demandantes en este caso han sido muy valientes asumiendo una reclamación como esta y finalmente ha sido un éxito".

Normas