Ryanair rebaja la estimación de afectados y espera cerrar su crisis a final de semana

Prevé tramitar 300.000 cambios y reembolsos de los billetes antes de que acabe la semana

Al final de este miércoles habrá devuelto el importe de más de 60.000 reservas

Ryanair
Un avión de la aerolínea irlandesa Ryanair espera en el aeropuerto de Charleroi (Bélgica).

Acusada de opacidad, e incluso de ocultar las verdaderas causas del fallo de programación en sus vuelos, Ryanair ha vuelto a salir a los medios para demostrar diligencia en la tramitación de reclamaciones y recolocación de pasajeros. La aerolínea ha cancelado 2.100 despegues en las próximas seis semanas, sobre un total de 103.000 operaciones previstas, pero ha revisado a la baja la cifra de afectados. Esta pasa de 390.000 a 315.000 viajeros.

La compañía dice haber reforzado el personal de su oficina de atención al cliente y asegura que el pasado lunes comunicó a los interesados las anulaciones de los vuelos, así como las opciones para viajar en vuelos alternativos o la posibilidad de ver reembolsado el importe de los billetes. También ha afirmado que en el mismo correo electrónico, enviado a 315.000 clientes, se hacía referencia al reglamento EU261 que recoge los derechos de los viajeros.

De la rapidez de reacción y la atención prestada podrían depender buena parte de las sanciones a las que se enfrenta la low cost.

El ministro de Fomento ha avanzado que la multa por la cancelación de vuelos en España podría ascender a 4,5 millones

En España, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha avanzado que la multa por la cancelación de 512 vuelos con origen o final en este país podría ascender a 4,5 millones de euros. El titular de Fomento ha recordado que su departamento ha abierto un expendiente informativo a la reina del low cost y que será la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (Aesa) la que determine si debe haber multa o no.

Ryanair ha desvelado que tenía vendidos el 90% de los asientos disponibles para septiembre, mientras las reservas de octubre alcanzaban solo un 70%. De ahí la rebaja en la estimación de afectados.

Con todo, la empresa prevé haber reubicado a 175.000 pasajeros al final de la jornada de hoy, lo que supone el 55% de los viajeros con vuelos cancelados. También a la conclusión de este miércoles espera tramitar 63.000 devoluciones, cifra que supone el 20% de los clientes que se han quedado sin vuelo. El último compromiso de Ryanair es que a finales de semana haya atendido al 95% de los cambios y reclamaciones, reconduciendo la situación seis días después de que estallara su crisis.

A falta de nuevas aclaraciones, la suspensión del 2% de los vuelos programados se debe a un error en la gestión de las vacaciones de los pilotos. La empresa venía realizando la programación de su personal atendiendo al ejercicio fiscal que comienza en abril y finaliza en marzo, pero la Agencia de Aviación irlandesa ha obligado a Ryanair, por mandato de la UE, a adoptar desde este mismo 2017 el año natural de calendario. Con ello, la irlandesa ha perdido tres meses para la distribución de las vacaciones de sus más de 4.000 pilotos. En un intento de frenar esta crisis o evitar que vaya a más, la dirección ha ofrecido un bonus de 6.000 a 12.000 euros a sus pilotos para que vuelvan de sus días libres y trabajen en dos bloques de cinco días.

Normas